Irán sentenció a una actriz a un año en prisión y 90 azotes por criticar las condiciones en su país y comparar el castigo corporal con la tortura, informó el miércoles la Unión Europea.

La oposición iraní dijo que Marzieh Vafamehr fue arrestada en julio después de actuar en la película "My Tehran for Sale" (Mi Teherán a la venta) que fue rodada en la capital iraní y critica las políticas de línea dura de la república islámica.

El filme cuenta la historia de una joven actriz cuyo trabajo en el escenario está prohibido por las autoridades. Se estrenó en el Festival de Cine Adelaide de 2009 en Australia, pero está vetada en Irán.

La comisionada de Asuntos Exteriores de la Unión Europea Catherine Ashton también criticó a Teherán por confirmar una sentencia de seis años en prisión contra el cineasta Jafar Panahi y la prohibición por 20 años para hacer trabajo de filmación.

Ashton dijo que ambas sentencias deben ser revisadas.