La patronal venezolana Fedecámaras pidió hoy que se suspenda la aplicación de la Ley de Costos y Precios Justos aprobada en julio pasado por el presidente del país, Hugo Chávez, por considerar que restringe la posibilidad de crear empleos, mantener empresas estables y lograr mayor abastecimiento.

"Planteamos la suspensión de la ley y también queremos ver la posibilidad de analizar cuáles son las alternativas constitucionales como la demanda, la derogación", dijo a periodistas el presidente de Fedecámaras, Jorge Botti.

Chávez aprobó el 14 de julio pasado esta ley que prevé la creación de un sistema de administración de precios de venta al público y márgenes de ganancia, así como una superintendencia adscrita a la vicepresidencia del Gobierno que regulará, controlará y sancionará a los especuladores.

El representante de los empresarios advirtió que "quedan solo 30 días" para la entrada en vigencia de la norma "y todavía no hay ni la plataforma tecnológica ni jurídica para que un instrumento de esta naturaleza funcione".

Botti calificó de "inviable", desde el punto de vista práctico, que el Estado quiera aplicar el instrumento jurídico a todo el aparato productivo del país y por ello anunció que quieren llevar la discusión, nuevamente, al Parlamento.

Los empresarios alertaron en una rueda de prensa que la norma afectará los salarios de empleados, obreros y el bolsillo del consumidor.

"Esta ley no va a solucionar los problemas del país (...) El Gobierno está entrampado en su planteamiento ideológico que nos dice todos los días que tenemos que consumir lo mínimo indispensable y, por otro lado, aumenta permanentemente el gasto público", dijo Botti.

El presidente de la patronal aseguró que los empresarios han intentado entablar un diálogo con el Gobierno para buscar soluciones conjuntas a la inflación, pero no han logrado obtener respuesta por parte de los representantes del Ejecutivo.

Botti indicó que aunque los empresarios no descartan la posibilidad de introducir una demanda de nulidad sobre el instrumento, sus analistas jurídicos se encuentran aún de manos atadas pues desconocen el reglamento.

"El (pasado) 19 de agosto le dijimos al país con mucha seriedad que tenemos el deseo de abastecer con creces la mesa y los anaqueles de los comercios venezolanos y para ello queremos recuperar producción nacional, (...) contribuir a abatir el fenómeno inflacionario y conseguir la tan ansiada estabilidad en los precios", apuntó Botti.

En la conferencia de la patronal también participaron representantes de los sectores de comunicaciones, agrícola, minero, industrial, ganadero, petrolero y turismo, entre otros.