El terrorista venezolano Ilich Ramírez Sánchez, "Carlos", se mostró "combativo" frente al juicio que le espera en París a partir del próximo 7 de noviembre por cuatro atentados en Francia, y responsabiliza de uno de ellos a los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL).

En una entrevista publicada hoy por "Libération", "Carlos" dijo que no fue él sino que "los GAL son los responsables" de la colocación de una bomba en la estación de tren Saint Charles de Marsella el 31 de diciembre de 1983, que mató a dos personas.

Los GAL fueron un grupo terrorista que entre los años 1983 y 1987 atentó contra simpatizantes y militantes de ETA fundamentalmente en el País Vasco francés, aunque también actuaron en varias zonas de España, y cometió 23 asesinatos.

Negó la existencia de "un ultimátum" enviado al entonces ministro francés del Interior, Gaston Deferre, alcalde también de Marsella, por el que dijo tener "mucho respeto" al tratarse de un "gran resistente" a la ocupación nazi de Francia.

En cuanto a otro de los atentados por los que será enjuiciado por el Tribunal de lo Criminal de París, contra el tren Capitole Toulouse-París el 29 de marzo de 1982, en el que murieron cinco personas, negó los argumentos de la acusación.

Aseguró que fue él quien descubrió que el objetivo de la bomba colocada en ese tren era el que luego llegaría a presidente de Francia, el conservador Jacques Chirac, una pista que el juez instructor antiterrorista Jean-Louis Brugière "se negó a seguir obstinadamente".

Con vistas a su proceso, se dijo "dispuesto a denunciar las falsificaciones de la instrucción y el sabotaje" de su defensa "por altos funcionarios venezolanos, que mienten al presidente (Hugo) Chávez para robar la asistencia" a su defensa, "arruinada por los enemigos de Francia".

Ramírez Sánchez, encarcelado en Francia desde 1994, denunció también el juicio que le condenó en París a cadena perpetua por el asesinato de tres personas en la capital francesa, y señaló que "se hizo todo para ocultar la verdad sobre las responsabilidades del Mossad (el servicio secreto israelí) en la trampa".

Preguntado sobre las luchas actuales que le parecen más justas, "Carlos" aludió a las de los "indignados", que a su juicio se deberían generalizar.

De los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra las torres gemelas de Nueva York comentó que "esta operación de sacrificios probó a los yanquis que su territorio no estaba a salvo", y de Osama Bin Laden dijo que "es el símbolo de la yihad contemporánea, su martirio hace de él un ejemplo para los muyahidines y para los auténticos resistentes al imperialismo".

El proceso que se desarrollará en su contra del 7 de noviembre al 16 de diciembre debe examinar su responsabilidad en cuatro atentados en 1982 y 1983, que causaron once muertos en Francia.