El fiscal general de Ecuador, Galo Chiriboga, abogó hoy en Bogotá por una mayor cooperación entre su país y Colombia para la lucha conjunta contra los delincuentes que actúan en la zona fronteriza común.

"Vamos a trabajar porque el tema es que Ecuador coopere con Colombia y Colombia con Ecuador", dijo el jefe del ente investigador ecuatoriano a periodistas tras reunirse con el ministro de Justicia colombiano, Juan Carlos Esguerra.

Se trata de ratificar un compromiso entre autoridades colombianas y ecuatorianas para no permitir el tránsito pero sí el combate común a delincuentes que utilizan la frontera.

"Cuando nosotros hemos detectado situaciones de campamentos de delincuentes en nuestro país, hemos cooperado con Colombia poniendo a su disposición a las personas que irregularmente están en nuestro territorio", recordó Chiriboga.

El fiscal general ecuatoriano fue preguntado por periodistas por el proceso judicial contra los responsables del ataque militar colombiano que el 1 marzo de 2008 atentó contra un campamento ilegal que las FARC habían construido en Angostura, punto selvático cercano a la frontera entre ambos países.

En esa operación, ejecutada sin permiso ni aviso a Ecuador, fallecieron unas 26 personas, entre ellos el entonces "número dos" de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), alias Raúl Reyes, un ecuatoriano y cuatro estudiantes mexicanos.

Chiriboga señaló que los tribunales de Justicia ecuatorianos están encargados del asunto con "total independencia", pues la labor de la Fiscalía concluyó en el momento en que presentó sus estimaciones, recogió un comunicado divulgado por el Ministerio de Justicia colombiano.

El ministro Esguerra, por su parte, señaló que en el encuentro se analizó cómo poder "utilizar la frontera en beneficio de la justicia de los dos países y que esta no se utilice a modo de burladero por quienes aspiran a que no haya justicia o allá o aquí".

El fiscal general ecuatoriano se reunió también en Bogotá con su homóloga colombiana, Viviane Morales, y esta noche lo hará con el presidente Juan Manuel Santos.

Con Morales, dialogó sobre un eventual intercambio para la formación y capacitación, dirección y técnicas de investigación forense, y argumentación jurídica entre los dos entes.

Colombia y Ecuador comparten una frontera común de 586 kilómetros de longitud, algunos tramos en zonas montañosas y otros de tupidas selvas, utilizados frecuentemente por traficantes de drogas y armas, así como por grupos guerrilleros colombianos.