El Banco Mundial (BM) aprobó hoy un préstamo de 66 millones de dólares para fortalecer la capacidad de Panamá para implementar y fortalecer su Programa de Gestión de Riesgo de Desastres Naturales.

A través de este instrumento financiero, la Opción de Desembolso Diferido ante Catástrofes, Panamá podrá disponer de fondos inmediatos en caso de desastre natural de grandes proporciones, para atender rápidamente las emergencias y otras necesidades de reducción de riesgos.

"Este préstamo para políticas de desarrollo apoyará los esfuerzos del Gobierno para avanzar aún más en la reducción de riesgo de desastres y sus impactos sociales, económicos y ambientales", dijo Frank De Lima, Ministro de Economía y Finanzas de Panamá, en un comunicado de prensa del BM.

De Lima afirmó que este tipo de préstamos ha sido "una herramienta efectiva para proporcionar rápidamente recursos financieros ante desastres naturales en países vecinos como Colombia, Costa Rica y Guatemala".

De acuerdo con los estudios del organismo multilateral, Panamá se ubica en el puesto 14 en el mundo entre los más expuestos a diversas amenazas naturales como intensas y prolongadas lluvias, inundaciones, sequías, incendios forestales, deslizamientos de tierra, ciclones tropicales y actividad volcánica.

"Panamá ha conseguido avances significativos en la implementación de su estrategia de reducción de riesgo de desastres. La promulgación de la Política Nacional de Gestión Integral de Riesgo y la aprobación del Plan Nacional de Gestión de Riesgo son logros fundamentales en la agenda de reducción de riesgo de desastres en el país", dijo Felipe Jaramillo, Director del BM para Centroamérica.

Desde 2003, el Gobierno de Panamá ha emitido 15 declaraciones de Estado de Emergencia para responder a eventos naturales adversos, en su mayoría debido a exceso de lluvias e inundaciones.

El Préstamo de Políticas de Desarrollo para la Gestión del Riesgo de Desastres con Opción de Desembolso Diferido ante Catástrofes tiene un vencimiento a 15 años, un período de gracia de 3 años, y será implementado por el Ministerio de Economía y Finanzas y el Sistema Nacional de Protección Civil (SINAPROC).