Unos 300 payasos profesionales realizaron en la ciudad de México una jornada de 15 minutos de risa en un gesto con el que buscan contribuir a la paz mundial.

Los payasos procedentes de distintos puntos de México y Centroamérica se reunieron el miércoles en el Monumento a la Madre de la capital mexicana bajo el lema "Por un mundo sin violencia, payasos por la paz".

La jornada es parte de las actividades de una convención internacional de cuatro días de duración, en la que buscan pulir sus habilidades como hacer figuras con globos y contar chistes.

Los payasos posaron para una fotografía grupal y luego comenzaron a reír por unos 15 minutos, con la premisa de que un mundo con más risas tendrá menos interés en la violencia.

La sesión de risas se da en un México afectado por la violencia atribuida al crimen organizado y el narcotráfico, que ha dejado más de 35.000 asesinados desde diciembre de 2006.