Como resultado de la actual crisis económica disminuyó la filantropía de los individuos y aumentó la responsabilidad social corporativa de las empresas, afirmó hoy el director ejecutivo para el Pacto Global de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el alemán Georg Kell.

Con la recesión "el compromiso filantrópico ha disminuido, el dar dinero, pero el compromiso estratégico en responsabilidad corporativa ha aumentado porque se ve como parte de la agenda de riesgo, se ve como parte de lidiar con la incertidumbre", sostuvo Kell en un encuentro con periodistas en Bogotá.

"Ahora que la crisis financiera continúa en los EE.UU. y también Europa está al borde, las corporaciones invierten incluso más en esa estrategia porque es una forma de construir resistencia", añadió Kell tras participar en el primer congreso sobre Pacto Global y Responsabilidad Social.

Indicó que el aumento en responsabilidad corporativa no se ha materializado en los mercados financieros, quienes "realmente aún no han interiorizado sus lecciones".

El Pacto Global de la ONU surgió en el Foro Económico Mundial de Davos en 1999 y pide a las instituciones y empresas adheridas que lleven a la práctica unos valores en materia de derechos humanos, normas laborales, medio ambiente y lucha contra la corrupción, según recoge la página web oficial del organismo multilateral.

Actualmente, 8.000 instituciones de 135 países, de las que 6.000 son empresas, forman parte del Pacto Global de la ONU.

Kell explicó que todos los miembros deben remitir informes sobre sus progresos y que, de no hacerlo, los expulsan.

"Estamos echando 100 compañías por semana, pero también estamos recibiendo 100 nuevas", señaló Kell.

Lamentó que solo el 10 % de las grandes corporaciones forman parte del Pacto Global de la ONU y precisó que de las 6.000 empresas adheridas sólo el 25 % "se encuentra en la línea del frente de la implementación" de la responsabilidad empresarial.

"El otro 75 % sólo está en la primera etapa de empezar", especificó el alto directivo de la ONU.

Consideró que para aumentar el número de compañías socialmente responsables hay que "crear los incentivos apropiados para construir las acciones adecuadas", sin abundar en el tema.

"El viaje recién ha comenzado y para poder cambiar a los mercados globales todavía tenemos un largo camino", concluyó.

El primer congreso sobre "Pacto global y responsabilidad social. Diálogo entre empresa, academia y sector público: por una sociedad responsable y sostenible" se celebra hasta el miércoles en la capital colombiana.