La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, no asistirá a la Cumbre Iberoamericana en Paraguay por razones de salud y porque prefiere permanecer en el país y velar por el avance del plan de reforma fiscal en el Congreso, indicaron fuentes oficiales.

El ministro costarricense de Comunicación, Roberto Gallardo, dijo hoy a periodistas que la mandataria aun está en un proceso de recuperación de la cirugía a la que fue sometida hace pocas semanas y en la cual se le extrajo la vesícula.

De acuerdo con Gallardo, el viaje hasta Paraguay es largo y la mandataria ha preferido que sea el vicepresidente Alfio Piva quien represente a Costa Rica en Asunción el 28 y 29 de octubre.

Además, según el ministro, "en el país hay discusión intensa del plan fiscal por lo que la presidenta se va a mantener acá".

Chinchilla personalmente negoció con el opositor Partido Acción Ciudadana (PAC) el apoyo de éste al plan fiscal, que ella ha calificado como una prioridad de su administración y que espera esté aprobado antes de que finalice el mes de diciembre.

Otra razón de Chinchilla para permanecer en San José es la emergencia que ha causado un temporal en los últimos días, que ha dejado hasta ahora cinco personas muertas, casi 1.000 en albergues y decenas de carreteras seriamente dañadas.

Gallardo afirmó que la mandataria considera que debe estar en el país para estar al frente de la situación de emergencia y del recuento de daños cuando cesen los aguaceros.

A la Cumbre Iberoamericana también asistirá el canciller Enrique Castillo.