Veinticinco muertes en 12 estados han sido vinculadas hasta ahora a melones contaminados con la bacteria listeria, el brote más mortífero en el país por intoxicación alimentaria en más de 25 años.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus iniciales en inglés) dijeron el martes que 123 personas han enfermado de listeriosis, incluidas las víctimas fatales.

En este momento, los melones contaminados de Colorado ya deben estar fuera de los anaqueles de venta, pero la cifra de enfermos puede continuar creciendo ya que los síntomas de la enfermedad pueden tardar hasta dos meses en aparecer.

Los CDC confirmaron el martes una sexta muerte en Colorado y una segunda en Nueva York. Indiana, Kansas, Luisiana, Maryland, Misurí, Nebraska, Nuevo México, Oklahoma, Texas y Wyoming también han reportado fallecimientos relacionados.

Jensen Farms, en Holly, Colorado, retiró los melones del mercado el mes pasado.