Una mujer de Florida (EE.UU.) recibió una factura mensual de 201.000 dólares por su cuenta de telefonía móvil, que normalmente ronda los 175 dólares y en la que tiene incluidos a dos de sus hermanos, ambos sordomudos y que se comunican por mensajes de texto.

Celina Aarons relató a la televisión local WSVN que el desproporcionado importe se debe a que sus hermanos no activaron una tarifa internacional antes de pasar dos semanas en Canadá, durante las que enviaron unos dos mil mensajes y vieron vídeos cuya descarga llegó a costar, en algunos casos, 2.500 dólares.

Según detalla hoy esa cadena de Miami en su web, la operadora T-Mobile ha aceptado reducir la factura hasta 2.500 dólares, al tiempo que le ha dado seis meses para pagarla.

"Una factura que normalmente es de 175 dólares era de 201.005,44 (dólares). Me volví loca. Estaba temblando, llorando, no podía ni hablar por teléfono. Pensaba que mi vida estaba arruinada", relató Aarons a esa cadena de televisión sobre la factura, que tenía 43 páginas.