La actriz estadounidense Susan Sarandon llamó en varias ocasiones "nazi" al papa Benedicto XVI durante una entrevista que realizó en el marco del Hamptons Film Festival, publicó hoy la web de información sobre famosos TMZ.

La intérprete de "Thelma & Louise" (1991) se refirió al pontífice como "nazi" cuando estaba comentando que le envió al papa una copia del libro "Dead Man Walking", que trata sobre la pena de muerte y que dio pie a la película homónima que ella protagonizó en 1995 junto con Sean Penn y que le valió el Óscar.

El entrevistador le preguntó entonces a qué papa le había mandado el libro, a lo que Sarandon contestó que al "último" (Juan Pablo II) y "no a este nazi que tenemos ahora".

Cuestionada sobre el uso de ese calificativo para referirse a Benedicto XVI, la actriz insistió en llamarle "nazi".

El papa Ratzinger formó parte de las juventudes hitlerianas en su adolescencia, al igual que el resto de los niños de su época en Alemania, ya que era algo obligatorio, aunque nunca tuvo una participación activa en el grupo, según apuntó TMZ.

El colectivo por la tolerancia en EE.UU. Anti-Defamation League (ADL) solicitó hoy que Sarandon pidiera disculpas a la comunidad católica y "a todos aquellos que hayan podido sentirse ofendidos" por sus afirmaciones.

"La señora Sarandon puede tener sus diferencias con la Iglesia Católica, pero eso no es excusa para lanzar analogías nazis. Esas palabras son odiosas, vengativas y solo sirven para disminuir la verdadera historia y sentido del Holocausto", dijo el director nacional de ADL, Abraham H. Foxman.