Los Raiders de Oakland ficharon el martes al quarterback Carson Palmer procedente de Cincinnati para reemplazar al lesionado Jason Campbell.

Ambos equipos anunciaron el acuerdo el martes, un día después que Campbell fue operado por una fractura en la clavícula que lo marginará de las canchas al menos durante seis semanas.

Los Bengals habían asegurado que no canjearían a Palmer, quien no ha jugado desde el final de la temporada pasada. El quarterback decidió que no jugaría otra campaña con Cincinnati, aunque su contrato tiene vigencia hasta 2014.

Sin embargo, el dueño del equipo, Mike Brown, cambió de parecer cuando los Raiders aceptaron ceder un turno de primera ronda en el draft de 2012 y otro condicional en el de 2013.