Senadores federales y funcionarios de salud la tomaron contra una tradición más antigua que la misma Serie Mundial: peloteros que mascan tabaco en el terreno de juego.

En la víspera de que la Serie Mundial comience el miércoles entre los Cardenales de San Luis y los Rangers de Texas — un equipo que inició como Senadores de Washington hace 50 años_, los senadores, junto con funcionarios de salud de las ciudades que representan a esos equipos, quieren que el sindicato de jugadores acepte la prohibición para mascar tabaco durante los partidos y ante las cámaras de televisión. Hicieron su petición en cartas por separado, obtenidas el martes por la AP.

"Cuando los jugadores utilizan tabaco para masticar, no sólo ponen en peligro su propia salud, sino también la de millones de niños que siguen su ejemplo", escribieron los senadores al presidente del sindicato, Michael Weiner. La carta fue firmada por Dick Durbin, de Illinois, segundo demócrata de mayor rango en la cámara alta, y por sus compañeros demócratas Frank Lautenberg, de Nueva Jersey, Richard Blumenthal, de Connecticut, y el presidente del Comité de Salud del Senado, Tom Harkin, de Iowa.

Los senadores señalaron que millones de personas seguirán por televisión la serie por el título de Grandes Ligas, incluidos niños.

"Desafortunadamente, mientras estos jóvenes aficionados estén apoyando a su equipo y jugadores favoritos, también mirarán a sus héroes peloteros usar productos de tabaco para masticar", agregaron en su carta.

Al acercarse el término del actual contrato colectivo en diciembre, los senadores, algunos funcionarios de gobierno y grupos de salud pública quieren que los jugadores acuerden prohibir el tabaco en el siguiente contrato. Una coalición que incluye a Campaña por Niños Libres de Tabaco, la Academia Estadounidense de Pediatría, la Sociedad Estadounidense para el Cáncer y la Asociación Médica Estadounidense ha impulsado tal prohibición desde el año pasado.

"Tal acuerdo protegería la salud de los jugadores y sería un enorme regalo a nuestros aficionados jóvenes", escribieron los senadores.

El comisionado Bud Selig apoyó la prohibición en marzo, pero el sindicato de jugadores no se ha comprometido al respecto.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades señalan que mascar tabaco puede ocasionar cáncer, problemas de salud oral y adicción a la nicotina, y manifiestan que no es una alternativa segura para dejar de fumar.