Cuba se impuso 4-1 a Puerto Rico para ascender a la cima de las posiciones del softbol panamericano, junto con Estados Unidos, que trituró por 10-1 a República Dominicana.

Las cubanas tomaron una ventaja de 3-1 con un triplete de Yanitza Avilés, que remolcó a Diamela Puentes en la parte baja del quinto inning. En el sexto episodio, la corredora emergente Yuselis Acosta anotó la última carrera de Cuba.

El triunfo fue para Anisley López, mientras que Lissette Garay cargó con la derrota.

"Puerto Rico se ha presentado como un equipo muy bueno", dijo el piloto cubano Luis Suárez. "Generalmente, nunca se sabe el equipo que tienen, porque sus peloteras juegan en Estados Unidos".

Argentina abrigó esperanzas después de empatar la pizarra pero Venezuela consiguió un racimo de seis carreras en la quinta entrada para imponerse por una paliza de 8-1. Las argentinas llegaron a igualar la pizarra 1-1, con un sencillo productor de Carla Villalva en la primera entrada, pero dejaron las bases llenas y esa falta de bateo oportuno les salió cara después, cuando Venezuela encontró al fin su poder con el tolete. Yuruby Alicart bateó de 3-2, con dos anotadas, y Yaicey Sojo conectó de 2-2, con una anotada y una producida.

La ofensiva de seis carreras por parte de las venezolanas hizo que entrara en efecto la llamada "regla de la misericordia", y el encuentro se dio por concluido en el quinto inning.

El triunfo fue para Anybel Ramírez y la derrota para Virginia Sciuto.

Venezuela se colocó así con foja de 2-1, mientras que Argentina comparte el sótano con México, con dos derrotas por equipo.

También en el duelo entre Estados Unidos y República Dominicana se aplicó la misericordia, después de cuatro entradas.

Las estadounidenses anotaron la friolera de seis carreras en la primera entrada y añadieron cuatro en la tercera. Stacey May Johnson impulsó cuatro de las 10 anotaciones, al batear de 4-2, con una anotada.