Nació en Colombia, nadó para Gran Bretaña en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 y ahora representa a Paraguay en los Juegos Panamericanos.

Además vivió en Gales, España "y no se cuantos otros países más", dijo a The Associated Press Benjamín Hockin apenas salió de la piscina y de tan mojado que estaba regó con agua la libreta de apunte de su entrevistador.

De padre inglés y madre paraguaya, Hockin nació en Barranquilla, al año se fue a vivir a Paraguay y a partir de entonces su vida estuvo lejos de ser un paseo en carroza tirada por caballos.

"De avión en avión y de ciudad en ciudad", dijo el nadador de 25 años, con cierta melancolía. "Todos fueron lindos recuerdos", agregó el abanderado de la delegación paraguaya.

"Me siento bien paraguayo y orgulloso de representar a mi país", subrayó Hockin, estudiante de segundo año de la carrera de relaciones internacionales en una universidad de Asunción del Paraguay, y que grabó a fuego su nombre en la historia del deporte paraguayo como semifinalista de los 50 metros mariposa en el reciente Mundial de natación en Shangai.

También consiguió tres medallas de plata y una de bronce en los Juegos Odesur de Medellín 2010, menos de dos años después de sumarse al equipo paraguayo.

Pero Hockin también estuvo a punto de entrar en la historia de la natación británica cuando en Beijing fue finalista en el relevo 4x100 libre, que terminó octavo.

"Estaba viviendo y entrenando en Gran Bretaña y fui seleccionado", recordó Hockin, "Eso fue bastante bueno, pero yo poseo la doble nacionalidad y eso forma parte del pasado".

Destacó que ganar una medalla para Paraguay sería "un gran orgullo" y que a eso apunta en los 200 metros libre en los que se clasificó tercero para la final del martes. En su primera participación terminó octavo en la final de 100 metros estilo libre.

Por haber cambiado de nacionalidad aparentemente en forma incorrecta, Hockin fue suspendido por un año en diciembre de 2010 por la FINA, órgano rector de la natación internacional.

La FINA señaló entonces en un escueto comunicado que "Hockin no siguió los pasos adecuados para cambiar su nacionalidad deportiva de acuerdo con la FINA. La suspensión es retroactiva al 23 de mayo de 2010".

La suspensión venció en mayo de 2010, pero la FINA no le quitó a Hockin las cuatro medallas que ganó en marzo de ese año en los Juegos Sudamericanos de Medellín.

"Benji", como le dicen sus familiares y amigos, vive ahora en Asunción junto con sus padres y sus dos hermanos, uno de los cuales, Charles, tiene 21 años y también se apresta a participar en Guadalajara.

Hockin dijo que su próximo gran objetivo es ir a los Juegos Olímpicos de Londres el año próximo, donde podría reencontrarse con antiguos compañeros y ser reconocido por aficionados de la natación.

¿Como lo recibirán?

"Espero que bien, creo que dejé un buen recuerdo", dijo el paraguayo. "Además, tengo familia aún viviendo ahí y por lo menos ellos me irán a animar".