La puertorriqueña Mónica Puig avanzó el martes a los cuartos de final del torneo de tenis panamericano tras imponerse 6-0, 7-5 sobre la venezolana Adriana Pérez.

Puig arrasó en el primer set, en el que apenas dio opciones a la rival, pero sufrió más de lo esperado en el segundo.

De hecho, Pérez llegó a estar por delante 5-2, pero no consolidó el quiebre de ventaja y vio esfumarse la posibilidad de llevar el partido a un tercer y definitivo set.

"Al comienzo del partido no entre muy prendida, pero después subí el nivel", dijo Pérez. "Fue un poco de nervios todo lo que afectó en esa ventaja 5-2. Es algo que hay que trabajar para corregir".

La boricua remontó el parcial y se anotó cinco juegos consecutivos para sellar la victoria con un 7-5 en la segunda manga.

"Siempre estaba mirando a mi entrenador y veía que no estaba frustrado ni molesto", relató Puig, número 262 del ránking de la WTA. "Me mantuve calmada, poco a poco las cosas empezaron a venir".

"Una meta que me pongo en la cancha es estar bien calmada y eso es lo que hice hoy", añadió.

Puig se encuentra ya en los cuartos de final de un torneo, en el que reconoció que será complicado batir a favoritas como la estadounidense Christina Mchale.

"Me siento con confianza porque he trabajado muy fuerte y estoy mejorando cada día mi tenis", señaló. "Voy a ir sin presión y a jugar mi juego, porque yo sé que puedo salir a la cancha e imponerme".