Los cambios dentro de los Broncos de Denver y los Rams de San Luis, equipos que hasta el momento no han tenido su mejor comienzo de temporada en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), tuvieron como protagonista al receptor abierto Brandon Lloyd.

Los Broncos decidieron enviarlo a los Rams, que tendrán que darle a cambio un derecho selección en la quinta o sexta ronda del sorteo universitario del 2012, en función del rendimiento que pueda tener el jugador con su nuevo equipo.

Se habla que para que los Broncos recibiesen la quinta ronda, Lloyd tendría que capturar al menos 30 pases.

Por su parte, el jugador en los primeros comentarios que ha hecho tras conocer el traspaso dijo que iba a un equipo que todavía no ha ganado esta temporada, pero que puede cambiar de manera positiva en los próximos partidos.

El vicepresidente ejecutivo de operaciones de los Broncos, el legendario ex mariscal de campo John Elway, anunció el traspaso en su página de Twitter.

Los Rams anunciaron más tarde que habían dado de baja al receptor Mike Sims-Walker, que el pasado julio firmó por un año con el equipo de San Luis.

Sims-Walker fue desactivado el domingo luego de dejar caer tres pases, incluyendo uno de un potencial "touchdown", durante el partido que el pasado 2 de octubre perdieron por 17-10 frente a los Redskins de Washington.

A pesar de haber sido dado de baja, Sims-Walker, también en su cuenta de Twitter dio las gracias a la organización de los Rams por la oportunidad ofrecida y le deseaba toda la suerte.

El límite que tienen los equipos de la NFL para hacer traspasos y cambios es hasta el martes.

Lloyd espera reunirse de nuevo con Josh McDaniels, coordinador ofensivo de los Rams, que la pasada temporada fue entrenador en jefe de los Broncos, cuando el nuevo receptor de los Rams lideró a la liga con 1.448 yardas recibiendo, atrapando 77 envíos, 11 de ellos para "touchdowns".

El veterano recibidor abierto de 30 años de edad está en la última temporada de un contrato que le paga cerca de 1,4 millón de dólares y puede ser la pieza ofensiva que necesita tener al frente el mariscal de campo de los Rams, Sam Bradford.

Lloyd se perdió un partido de esta temporada con un problema en la ingle, y atrapó 19 pases para 283 yardas, pero no había llegado a las diagonales aún.

Durante su temporada de destape del 2010, Lloyd registró 18 atrapadas para 25 yardas o más y registró el tercer promedió más alto por atrapada (18,8 yardas) desde la fusión AFL-NFL de 1970.

El cambio se da una semana después de que los Broncos promovieron a Tim Tebow por delante de Kyle Orton como mariscal de campo.

Ahora que Orton ya no está al mando, se espera que los Broncos utilicen una ofensiva de mayor control de balón bajo Tebow, un pasador móvil que carece de la precisión que usualmente mostraba Orton.

El receptor abierto Eddie Royal también está por convertirse en agente libre después de la campaña, y según informes también estaría disponible para conseguir un traspaso.

Pero no hay demasiado interés en el veterano de cuarto año --proclive a las lesiones-- quien no ha jugado desde que se lastimara la ingle ante los Cincinnati Bengals el pasado 18 de septiembre.

La pasada semana, Royal regresó a las entrenamientos y se espera que juegue contra los Dolphins de Miami el próximo domingo.

También se espera el regreso de Demaryius Thomas, quien ha estado afuera todo el año.