El expresidente del Gobierno español Felipe González afirmó hoy que los países de América Latina que sufrieron problemas financieros en los años 80 están viendo ahora con "cierto disfrute" la situación económica de Europa y su impotencia para resolver la crisis de la deuda.

González se hizo eco de la impresión que hay en Latinoamérica de la coyuntura en la UE y en Estados Unidos durante su intervención ante la III conferencia internacional Progreso Global, organizada por la Fundación Ideas, vinculada al gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

"Lo ven con un cierto disfrute. Los maestritos que nos han dado lecciones en los años 80 sobre la crisis de la deuda ahora no saben qué hacer con la crisis de deuda", dijo González.

En su opinión, muchos países latinoamericanos se preguntan por qué Europa no les pide consejo cuando ellos tienen "varios másteres en gestiones de crisis financieras".

González relató que hace unos días estuvo en Argentina con un grupo de políticos y empresarios, a los que vio "disfrutando" con las dificultades de Europa para salir del atolladero.

En aquel acto, González les pidió: "Por favor, que este disfrute se parezca al remate de cualquier gozo erótico: que sea intenso, pero que dure poco".

"No por nada, no porque se vuelvan solidarios, sino por puro egoísmo inteligente, porque después, si se produce una contracción de la economía europea, como se está produciendo, y se contagia a Estados Unidos, como se está contagiando, se va a producir un efecto pandémico en la economía mundial", prosiguió.

El exjefe del Ejecutivo español advirtió de que si se contrae la economía y el consumo en la UE y en EEUU, "los países emergentes tienen que frenar".

Junto a González, participó en la sesión inaugural de la conferencia Progreso Global el exprimer ministro británico Gordon Brown, así como otros dirigentes socialdemócratas.

En la jornada de mañana participarán el candidato socialista a la Presidencia francesa, François Hollande, y el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.