La Bolsa de Shanghái cayó hoy un 2,33 por ciento tras darse a conocer esta mañana que el PIB de China creció un 9,1 por ciento durante el tercer trimestre del año, su ritmo de crecimiento más lento de los dos últimos años.

El índice general de Shanghái (acciones convertibles y no convertibles) concluyó así hoy su cotización diaria en 2.383,49 puntos, un 2,33 por ciento a la baja, o 56,92 puntos por debajo del cierre de ayer.

El volumen de negocios fue así hoy de 69.340 millones de yuanes (7.926 millones de euros, 10.920 millones de dólares), por encima de los 57.710 millones de yuanes registrados ayer (6.520 millones de euros, 9.070 millones de dólares).

El principal indicador de las bolsas chinas ha caído cerca de un 17 por ciento en lo que va de 2011, y desde mayo pasado no ha conseguido remontar por encima de la línea psicológica de los 3.000 puntos.

Tras el seísmo, el tsunami y el accidente nuclear de Japón del pasado 11 de marzo, el parqué shanghainés había caído bajo esta barrera psicológica, que fue marcada como límite de riesgo por los analistas al comienzo de la crisis en 2008, y necesitó casi un mes para volver a recuperarse, aunque volvió a precipitarse desde mayo.