Líderes demócratas del Senado de EE.UU. presentaron hoy un proyecto de ley que rescata uno de los elementos del plan de creación de empleo del presidente Barack Obama, rechazado la semana pasada en esta cámara legislativa.

En una conferencia telefónica con periodistas, el líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, y su colega de Nueva Jersey, Bob Menéndez, presentaron la medida, que prevé 35.000 millones de dólares a los estados para proteger los empleos de maestros, policías y bomberos.

Explicaron que esos fondos ayudarán a crear o proteger miles de empleos en el sector de educación y para personal de emergencias.

La medida se presenta después de que el plan de empleo de Obama, valorado en 447.000 millones de dólares, fuera bloqueado por la oposición republicana en el Senado el martes pasado.

El objetivo de la Casa Blanca ahora es conseguir que el Congreso apruebe ese plan "trozo por trozo", como explicó hoy el propio mandatario estadounidense al iniciar una gira de tres días por Carolina del Norte y Virginia para promover el plan.

El plan presentado hoy por Reid y Menéndez incluye 30.000 millones de dólares para crear o proteger cerca de 400.000 empleos en el área de educación, y otros 5.000 millones de dólares para los empleos de miles de policías y bomberos.

"Tenemos una opción: con esta legislación cumpliremos con nuestra obligación de educar a nuestros niños y resguardar la seguridad de nuestras comunidades, o podemos jugarnos nuestros futuro con juegos políticos que retiran inversiones" en su futuro, dijo Menéndez.

Según una encuesta divulgada hoy por la cadena televisiva CNN, el 75 % de los estadounidenses apoya la entrega de fondos a gobiernos locales y estatales para la contratación de maestros y personal de emergencias, incluyendo un 63 % de republicanos, señalaron los senadores al defender la medida.

Ambos indicaron que la economía ha perdido cerca de 300.000 puestos de maestros desde 2008, y debido a la crisis presupuestaria de gobiernos locales y estatales hasta 280.000 empleos adicionales podrían estar en peligro el próximo año.

Esa crisis también ha provocado el despido de "miles de policías y bomberos", y los 5.000 millones de dólares incluidos en esta medida ayudarán a mantener esos puestos y restablecer a los que fueron despedidos a través de subsidios, agregaron.