Las denuncias de violación sistemática de menores de edad en una casa cuna del gobierno de Viena aumentaron el martes, luego que un abogado dijo que una tercera mujer decidió romper el silencio y denunciar que ella fue una de las víctimas décadas atrás.

La mujer aseguró que dos niñas murieron como resultado de los abusos, de acuerdo con el abogado.

El abogado Thomas Oelboeck representa a dos hermanas que alegan que ellas y otras y 18 niñas fueron violadas durante años en la década de 1970 en la institución, administrada por la alcaldía de Viena.

Dijo que según la tercera mujer, las menores alojadas en la casa Schloss Wilhelminenberg fueron violadas con regularidad durante su permanencia allí a fines de la década de 1940 y principios de la de 1950.

"Esta mujer, de aproximadamente 70 años de edad, nos ha informado de la misma serie de abusos y violaciones como ocurrió con mis clientas", dijo Oelboeck a los periodistas.

"Además, esta mujer habla con gran detalle de (dos) muertes que ocurrieron entre los años 1948 y 1953 porque ella estuvo presente en uno de los casos y tiene conocimiento indirecto del otro", agregó.

Oelboeck dijo que las víctimas sufrieron "cambios anatómicos, debidos al abuso". Añadió que los informes médicos que ha visto en relación con los señalamientos demuestran que "estos cuerpos fueron maltratados". Dijo que no podía divulgar más detalles por ahora.

El periódico Kurier dijo que la tercera mujer — que no fue identificada — ahora tiene 69 años y que vivió en la casa entre 1948 y 1953. El diario la citó diciendo que ella había visto a una profesora patear a una niña hasta matarla.

"Dios mío. Cuando alguien respira se le ve el pecho moviéndose ... (pero) aquí no había nada", dijo la mujer según la cita textual.

Las autoridades municipales se han declarado sorprendidas por las acusaciones más recientes, que fueron hechas luego de versiones individuales de abusos. Los funcionarios se han comprometido a crear una comisión independiente que investigue el caso.

Aunque han reconocido que algunas niñas fueron maltratadas gravemente en la casa cuna de Viena, ya cerrada, creen improbable que las denuncias de violaciones sistemáticas que están surgiendo ahora pudiesen haber sido mantenidas en secreto por décadas.

___

La periodista de The Associated Press Margaret Childs contribuyó a este despacho.