Las lluvias arrecieron nuevamente el miércoles en varios países centroamericanos y las autoridades advirtieron que los suelos están saturados de agua, elevando la probabilidad de nuevos derrumbes y deslaves, lo que podría aumentar la cifra de víctimas que en una semana han dejado 94 personas muertas.

En director de Protección Civil de El Salvador, Jorge Meléndez dijo el lunes en Radio Nacional que "el estado de emergencia a nivel nacional sigue vigente, pues los suelos están saturados de agua, lo que hace que estos sean susceptibles de deslizamientos".

"Después de un día en que salió el sol, regresó la lluvia con mucha fuerza, llueve en todo el país y tenemos que estar preparados para evitar más tragedias", agregó.

La viceministra de Recursos Naturales, Linda Pohl señaló que "hay una saturación del suelo hasta en un 146%, que los hace más vulnerables... nunca antes, nunca, había llovido como en este mes de octubre", agregó.

Dijo que el temporal que afecta al país desde hace ocho días, rompió récord en lluvias acumuladas al alcanzar los 1.256 milímetros, sobrepasando a la cifra registrada con el huracán Mitch, catalogado como uno de los eventos meteorológicos más destructivos de la década de los años 90.

Pohl advirtió que "pueden haber más derrumbes, deslaves y más inundaciones".

El Sistema Nacional de Estudios Territoriales de El Salvador, informó que una baja presión ingresó al país con abundante humedad que con el paso del tiempo se verá debilitada, pero señaló que traerá lluvia y al combinarse con el frente frío que se aproxima a la zona, provocará actividad eléctrica y chubascos.

Los dos ríos más caudalosos del país, el Grande y Lempa, se desbordaron en el oriente del país e inundaron extensas zonas agrícolas, casas y arrasaron ganado y aves de corral, provocando millonarias pérdidas económicas.

Tres importantes puentes han sido destruidos, cerrando el tráfico vehicular en importantes carreteras del país. El puente Arce que comunica El Salvador con Guatemala fue cortado por la fuerza del agua en el paso fronterizo La Hachadura.

Las cifras permanecen en 32 muertos, dos desaparecidos, 25 lesionados, más de 150.000 personas afectadas por las inundaciones, 40.000 evacuadas y 18.445 casas están anegadas en todo el país.

La ayuda humanitaria comienza a llegar a El Salvador.

A Guatemala también llegó el frente frío y las lluvias sigue cubriendo el país. El presidente Alvaro Colom informó el miércoles que 36 personas han muerto a consecuencia de las lluvias, hay seis desaparecidos y 18 heridos, mientras que registran más de medio millón de damnificados.

En Honduras, la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), amplió el estado preventivo de alerta por 48 horas en 16 de las 18 provincias del país a causa de las malas condiciones del clima.

Mantienen la alerta máxima en las provincias de Choluteca y Valle, al sur del país, en la zona del Pacífico.

La Copeco señaló que las lluvias han provocado la saturación en los suelos, activado fallas geológicas y dejando 13 personas muertas 10.757 personas evacuadas y 329.000 damnificados.

El embajador de España en Honduras, Luis Belzus de los Ríos, anunció en Tegucigalpa que el grupo de países cooperantes conocido como el G-16, que se constituyó en el país en 1998 ante el paso del huracán Mitch apoyará las labores humanitarias en el sur del país sin especificar ningún monto de la ayuda.

En Costa Rica, las autoridades reportaron cinco personas muertas y 940 albergadas, principalmente en la provincia de Guanacaste, al noroeste del país. El ministro de Obras Públicas y Transporte informó que se reportaban 1.590 kilómetros de la red vial dañados por las lluvias y desbordamiento de ríos.

Agricultura y Ganadería también informó de severos daños en el sector.

En Nicaragua, las autoridades han informado que en los últimos días el oleaje del Lago de Nicaragua ha crecido un poco más de 50 centímetros y sigue creciendo por lo que han preparando albergues temporales, en caso de verse en la necesidad de evacuar unas 600 familias que viven en las cercanías.

El viceministro de Relaciones Exteriores Valdrack Jaentschke dijo que se hizo un llamado internacional para movilizar recursos que permitan atender la emergencia en el país.

Las autoridades han confirmó la muerte de ocho personas, 33.888 personas han resultado afectadas, de las cuales, 15.000 están aisladas por inundaciones y se les está llevando ayuda mediante helicópteros del ejército. Otras 12.000 familias han sido afectadas por daños o destrucción de sus viviendas.

__

Colaboraron con esta información: Freddy Cuevas en Honduras, Sonia Pérez en Guatemala, Arturo Gudiño en Costa Rica y Filadelfo Alemán en Nicaragua.