El Gobierno brasileño informó hoy que prepara un paquete de ayuda humanitaria para los países de América Central, que en los últimos días han sido castigados por temporales que han causado al menos 80 muertes, según datos oficiales.

"Brasil transmite su solidaridad a los Gobiernos y sociedades de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Nicaragua, países afectados en los últimos días por fuertes tempestades que se agravaron por la depresión tropical 12-E", dice una nota difundida por el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Fuentes oficiales explicaron además que el Gobierno se ha puesto en contacto con las autoridades de esos países, a fin de establecer las prioridades de la ayuda que será enviada, que constará en una primera etapa de agua potable, alimentos, medicamentos, carpas y frazadas, en cantidades aún no definidas.

Los países citados han sufrido con ocho días de incesantes y fuertes lluvias que han dejado a Centroamérica frente a una nueva tragedia humanitaria.

Según los datos disponibles hasta hoy, 32 personas han muerto en El Salvador, 29 en Guatemala, 13 en Honduras y otras 8 en Nicaragua, países en los que además han sido evacuadas miles de personas y hay un número impreciso de desaparecidos.

Asimismo, la infraestructura de toda Centroamérica ha sufrido enormes daños que ya se calculan millonarios, con carreteras y puentes bloqueados o destruidos, escuelas y viviendas dañadas o inundadas y cosechas perdidas.