Grupos de encapuchados levantaron hoy barricadas en el centro y otros puntos de Santiago, en el inicio de una huelga nacional de 48 horas convocada por los estudiantes universitarios y de secundaria, movilizados desde el pasado mayo en demanda de una mejor educación pública.

Fuentes policiales señalaron que los encapuchados encendieron contenedores de basura e interrumpieron el tránsito a las 06:40 horas (09:40 horas GMT) en la avenida Providencias.

Cerca de esa zona, frente a las dependencias de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano, los encapuchados levantaron barricadas y se enfrentaron con la policía, que utilizó agua y gases lacrimógenos para dispersarlos.

Las barricadas y fogatas se repitieron en las calles aledañas a la Universidad de Santiago y la Universidad de Chile, en el centro de la capital, y en otros puntos de la ciudad.

Los incidentes congestionaron el tráfico de vehículos en algunos tramos de la Alameda, la principal arteria de la ciudad, y en otros sectores de Santiago.

Los estudiantes chilenos, que piden una educación pública, gratuita y de calidad, entregarán hoy en la sede del Ejecutivo los resultados del "Plebiscito por la Educación" (no vinculante), en el que participaron 1,5 millones de personas, según los organizadores.

En la consulta, los ciudadanos se mostraron en un 88,7 por ciento favorables a que exista una educación pública, gratuita y de calidad garantizada por el Estado y a que los colegios vuelvan a depender del Ministerio de Educación en forma descentralizada.

La primera jornada de movilizaciones concluirá con un "cacerolazo", mientras que para este miércoles están previstas dos manifestaciones en la capital.