El responsable de la comisión para la protección contra riesgos sanitarios de México (Cofepris) cuestionó el martes el informe de la FIFA sobre la supuesta detección de clembuterol en más de la mitad de los jugadores que participaron en el reciente Mundial Sub17.

"La FIFA no ha aportado ninguna evidencia", dijo Mikel Arriola, titular de la Cofepris, al término de un acto público en la residencia presidencial.

El funcionario afirmó que los síntomas que presenta una persona intoxicada con clembuterol son intensos y pueden incluir vómito, diarrea y fiebre. Sin embargo, añadió, no tienen ningún reporte sobre personas hospitalizadas durante el Mundial Sub17, que se realizó en siete ciudades entre junio y julio.

"La sintomatología de intoxicación es sumamente intensa... (y) sería difícil que se pudiera jugar un partido de fútbol estando contaminado con esta sustancia", dijo Arriola.

El director médico de la FIFA, Jiri Dvorak, dijo que el organismo encontró residuos del anabolizante en las pruebas antidopaje, luego de culminado el torneo.

Las pruebas arrojaron que jugadores de 19 de los 24 equipos dieron positivo en 109 de las 298 muestras de orina.

"Nosotros no tenemos reportes de hospitalizaciones, sobre todo en las sedes del campeonato. Entonces tendría que definirse cuál fue la evidencia, cuáles las pruebas", señaló Arriola.

Refirió que en lo que va del año han tenido el reporte de 22 personas intoxicadas con clembuterol en México, cuando en el 2010 el registro fue de 88 casos.

Arriola dijo que el uso de clembuterol está prohibido en el país y aseguró que la mayoría de la carne que se consume en México "está libre de esta sustancia".

Añadió que las autoridades sanitarias mantienen un programa de verificación de los rastros en México para detectar cualquier irregularidad.

Dijo que han revisado desde junio 47 rastros, de los cuales han sido cerrados nueve por detectar el uso de clembuterol.

El director médico de la FIFA dijo la víspera que los jugadores juveniles que participaron en el Mundial Sub17 no incurrieron en dopaje, además de que ninguno se enfermó.

"No se trata de un problema de dopaje, sino de sanidad pública", dijo Dvorak.

El reporte de la FIFA fue dado a conocer mientras en México se realizan los Juegos Panamericanos de Guadalajara. Los atletas que participan han sido advertidos de consumir alimentos sólo en cafeterías designadas.