La compañía tecnológica Apple presentará hoy los resultados del último trimestre de su año fiscal 2011, un balance que estará marcado por la ausencia del responsable del éxito de la empresa, Steve Jobs, fallecido el pasado 5 de octubre.

Los analistas prevén que Apple vuelva a demostrar el buen momento económico que atraviesa, con unos ingresos de 29.200 millones de dólares entre julio y septiembre, un 43 % más que durante el mismo período de 2010, y un incremento del beneficio por acción en torno al 56 %.

Todo apunta que los resultados, aunque positivos, no serán tan espectaculares como en los trimestres anteriores, cuando sus índices de crecimiento rondaban o incluso superaban el 100 por ciento.

Se calcula que durante el pasado trimestre se despacharon tantos teléfonos iPhone como entre abril y junio de este año, unos 20 millones de unidades en todo el mundo, mientras que la ventas de iPad 2 continuaron creciendo a buen ritmo.

Los expertos vaticinan que entre julio y septiembre se comercializaron cerca de 12 millones de tabletas de Apple.

El nuevo iPhone, el iPhone 4S, aunque ha demostrado ser un éxito con más de 4 millones de unidades vendidas en sus tres primeros días en el mercado, quedó fuera del balance trimestral que se dará a conocer hoy ya que su estreno tuvo lugar en octubre.

Es de prever que el negocio de ordenadores Mac continúe creciendo a ritmo estable mientras que se espera que también se mantenga la tendencia descendente de comercialización de reproductores iPod, producto de gran éxito en el pasado que ha quedado a la sombra del iPhone.

Los resultados trimestrales de Apple se conocerán al término de la sesión bursátil en Wall Street y serán seguidos por una teleconferencia a partir de las 14.00 hora local de San Francisco (21.00 GMT) en la que los ejecutivos de la compañía detallarán el balance.