Rémi Garde, técnico del Olympique de Lyon, dedicó elogios al Real Madrid, que hoy le goleó 4-0 en el Santiago Bernabéu, y admitió que les hizo "sufrir mucho" y que acusaron las bajas con las que llegaban al partido.

"Ha sido un partido difícil para nosotros. Sabíamos que la oposición iba a ser fuerte ante un equipo que tiene confianza. Nosotros teníamos ausencias de última hora. No teníamos el equilibrio de los últimos partidos contra un adversario que ha sido muy fuerte y nos ha hecho sufrir mucho esta noche", dijo.

"Había imaginado el partido de este modo. Me temía que esto pudiera ocurrir con un Real Madrid monopolizando el balón. Nos hemos visto obligados a echarnos atrás. Nos costaba por técnica sacar el balón y en lo físico siempre llegamos tarde. Pensé que podíamos llegar a la contra pero me ha sorprendido la intensidad del rival en la recuperación del balón", añadió.

Garde ve al Real Madrid con serias opciones de llegar muy lejos en Liga de Campeones. "Ya lo pensaba antes del partido y lo sigo pensando después".

"En la segunda parte de esta competición los partidos se vuelven mas difíciles, pero cuando uno ve entrar como cambios a Higuaín, Kaká y Coentrao con los que ya estaban en el terreno de juego, ves que tiene un buen grupo para llegar lejos en Champions", opinó.

Por último, invitó a sus jugadores a levantarse con rapidez del golpe recibido. "Hay que ser fuertes y solidarios. Sabíamos que iba a ser difícil pero cuando uno encaja cuatro goles es una derrota importante. Ahora volvemos a la Liga y en Francia tenemos otras ambiciones. Yo, como entrenador, y mis jugadores tenemos que encontrar nuevas fuerzas. No nos enfrentaremos a equipos como el Real Madrid todos los domingos".