La Bolsa de Valores de Nueva York registró el lunes su peor caída en dos semanas luego que un ministro alemán vaticinó que los problemas de deuda europeos no se resolverán en una reunión a realizarse la semana entrante.

Las expectativas de que se alcance una solución en torno a la crisis en una cumbre europea en Bruselas el 23 de octubre ayudaron la semana pasada a que el índice Standard & Poor's 500 registrara sus mayores ganancias en dos años. Pero el ministro de Economía de Alemania, Wolfgang Schaeuble, dijo el lunes que esas esperanzas eran demasiado optimistas.

Fue la peor jornada para los índices accionarios estadounidenses desde el 3 de octubre, cuando cada uno cayó a su nivel más bajo del año. El índice industrial Dow Jones perdió 247,49 puntos, el 2,1%, el lunes, ubicándose en 11.397. Alcoa Inc. arrastró al Dow con un descenso del 6,6%.

"Es totalmente una reacción a Alemania", dijo Jason Pride, director de estrategia de inversión en Glenmede, una firma de administración de valores en Filadelfia. "La realidad es que todo el mundo está condicionado a lo que Europa está haciendo".

The S&P 500 perdió 23,72, el 1,9%, a 1.200,86. Los 10 grupos industriales en el índice bajaron, y de ellos los bancos fueron los que retrocedieron más terreno, el 3,3%.

Otro factor en la caída de Wall Street fue una serie de reportes corporativos desalentadores. Gannett Co. Inc. perdió 8%, el peor descenso en el Standard & Poor's 500, luego que esa empresa de medios reportara una disminución en su área de publicidad. Wells Fargo retrocedió 8,4% tras difundir resultados que decepcionaron a los inversionistas.

El índice compuesto del Nasdaq bajó 52,93 unidades, el 2%, a 2.614,92.

Casi cinco acciones cayeron por cada una que subió en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen de transacciones fue menor al promedio con 3.700 millones de títulos.

La semana pasada, los mercados mundiales subieron luego que los líderes de Francia y Alemania prometieron hallar antes de fin de mes una solución de largo alcance para la crisis de deuda que afecta a la región.

Pero el lunes, Schaeuble dijo que los líderes europeos probablemente elaborarán un acuerdo marco el domingo. Un portavoz de la canciller alemana Angela Merkel vaticinó que las discusiones sobre cómo resolver los problemas de deuda europeos probablemente se extenderán hasta bien entrado el próximo año.

El temor de que Grecia se declarará incapaz de pagar sus deudas ha sido el principal determinante de las abruptas oscilaciones del mercado las últimas semanas.

Una mora de pagos de Atenas probablemente provocará profundas pérdidas para los bancos europeos que poseen bonos griegos. Ello podría hacer que los bancos se vuelvan más reacios a otorgarse préstamos y detonaría otra crisis financiera como la ocurrida en el 2008 tras el colapso del banco Lehman Brothers.

Entretanto, la economía estadounidense daba síntomas mixtos. Una medida de producción industrial aumentó por tercer mes seguido, pero un indicador de manufactura cayó más de lo esperado.

El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años bajó del 2,25% a 2,16%.

Las acciones bancarias disminuyeron. Citigroup Inc. descendió 0,8%, menor a la caída del mercado, tras anunciar que sus pérdidas por otorgamiento de préstamos le ayudaron a superar las expectativas de ganancias de Wall Street.

Wells Fargo & Co. perdió 6% después de que sus ingresos para el tercer trimestre bajaron menos de lo esperado.

En Europa, el índice FTSE 100 británico bajó 0,5% a 5.436,70, mientras que el DAX alemán perdió 1,8% para cerrar en 5.859,43. El CAC-40 de France bajó 1,6% para ubicarse en 3.166,06.

En Asia, los mercados habían cerrado con ganancias por el optimismo sobre Europa.

El índice Nikkei 225 de Japón ganó 1,5% y cerró en 8.879,60. El Hang Seng de Hong Kong avanzó 2% hasta 18.873,99, mientras que el Kospi surcoreano subió 1,6% a 1.865,18.