Un niño murió hoy y ocho personas resultaron heridas, seis de ellas miembros del espionaje afgano, en un ataque suicida registrado en el norte de Afganistán, informó a Efe una fuente oficial.

El suceso tuvo lugar en Maymana, de la norteña provincia de Faryab, de acuerdo con el portavoz provincial, Ahmad Jawid Bedar.

Un terrorista suicida hizo estallar la carga explosiva que portaba junto al vehículo del jefe provincial de los servicios secretos afganos (NDS), Said Ahmad Sadaat, quien resultó herido junto a cinco de sus subordinados, según Bedar.

En el ataque murió un niño y otros dos civiles resultaron heridos.

Las autoridades evacuaron inmediatamente la zona y transportaron a los heridos al hospital provincial, de acuerdo con la fuente.

A mediodía, los talibanes no habían aún reivindicado el ataque, aunque este tipo de atentados suelen ser una táctica habitual del movimiento insurgente.

Los talibanes luchan en Afganistán por lograr la retirada inmediata de las tropas extranjeras desplegadas en el país y derrocar al Gobierno del presidente Hamid Karzai para instaurar en su lugar un régimen de signo integrista.