El subsecretario estadounidense de Estado para el narcotráfico internacional, William Brownfield, se mostró el lunes en contra de la legalización de las drogas.

El tema "no ha sido analizado suficientemente, nadie se ha sentado y dicho que lo haría así, que trazaría la línea aquí", dijo Brownfield al participar en un evento de la cámara estadounidense de comercio sobre la situación económica del continente.

"Cuando alguien haga el análisis, descubrirá inevitablemente lo que hemos descubierto nosotros, que no hay una solución única para todos los problemas", agregó. "Hemos manejado este tema durante más de 40 años. Si hubiera una solución simple ya la habríamos encontrado".

Personalidades como el ex presidente mexicano Vicente Fox se han pronunciado a favor de una reforma legal que elimine la prohibición a las drogas, alegando que la actual penalización no ha obtenido los resultados deseados pese a la alta inversión en dineros públicos.

Brownfield calificó como una tendencia positiva que los esfuerzos antinarcóticos recientemente hayan comenzado a darle más énfasis a la reducción de demanda y la rehabilitación de adictos, en vez de concentrarse exclusivamente en perseguir a los distribuidores de droga.

El funcionario exhortó al sector empresarial a jugar un papel activo en el fortalecimiento institucional. Expresó que "si el sector privado se acomoda a instituciones corruptas, pierde la oportunidad de ser parte de la solución y se convierte en parte del problema".

La seguridad ciudadana es uno de los problemas más importantes en América Latina y el Caribe. Debido a esfuerzos antinarcóticos apoyados por Estados Unidos en Colombia y México, la violencia relacionada el crimen organizado ha experimentado un auge importante en América Central, cuyas tasas de homicidios son las más altas para regiones sin conflicto bélico.

El funcionario mencionó a Colombia como un caso positivo en la región, porque tras una década de muy escaso crecimiento económico en los 90 comenzó a crecer cuando los "progresos en seguridad permitireron a los empresarios sentir confianza en en futuro, y comenzaron a invertir".

Colombia espera aumentar en 5% su PIB este año, tras un incremento del 4,3% el año pasado.

__

Luis Alonso Lugo está en Twitter como @luisalonsolugo