La FIFA informó que se detectó la presencia de clembuterol en más de la mitad de los jugadores que participaron en el Mundial Sub17 en México.

Los residuos del anabolizante, detectados en las pruebas antidopaje durante el torneo que se disputó a mediados de año, obedecen al consumo de carne contaminada.

Las pruebas analizadas en un laboratorio de Alemania, luego de culminado el torneo, arrojaron que jugadores de 19 de los 24 equipos dieron positivo en 109 de las 298 muestras de orina.

El director médico de la FIFA, Jiri Dvorak, consideró como "llamativamente sorprendentes" los resultados.

Dvorak enfatizó que los jugadores juveniles no incurrieron en dopaje y que ninguno se enfermó.

"No se trata de un problema de dopaje, sino de sanidad pública", dijo Dvorak a reporteros.

La FIFA y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) declinaron proceder con los casos al determinar que todo apuntaba a una contaminación.

Las autoridades mexicanas han reconocido que el país se ha visto afectado por la práctica de inyectar esteroides al ganado.

"Es algo que reviste mucha seriedad para la AMA", dijo Olivier Niggli, el director legal de la agencia. "Ahora que se ha comprobado que se trata de un asunto serio, vamos a enviar advertencias".

México es anfitrión ahora mismo de los Juegos Panamericanos en Guadalajara, y los atletas han recibido la orden de consumir sus comidas en cafeterías designadas.

Dvorak dijo que la FIFA no identificará a los jugadores y equipos involucrados en los resultados positivos en el torneo que se disputó en siete ciudades entre junio y julio.

Los jugadores de la selección de México, que se adjudicó el título del torneo, dieron negativo porque siguieron una dieta de pescado y vegetales previo al torneo.

Se tomó esa precaución cuando cinco integrantes de la selección mayor fueron suspendidos al dar positivos por la sustancia previo a la Copa de Oro.

La AMA quiso llevar el caso al Tribunal de Arbitraje Deportivo, pero optó por archivarlo la semana pasada cuando la investigación de la FIFA convalidó la decisión de la federación mexicana.

"Desde el primer día sabíamos que los jugadores eran inocentes y estamos complacidos con esta resolución", dijo Justino Compeán, el presidente de la federación mexicana de fútbol.

Los casos mexicanos han puesto sobre el tapete la fuerza legal de procesar a atletas que han positivo por clembuterol sobresaliendo el tricampeón del Tour de Francia Alberto Contador.

Contador dio positivo por residuos de la sustancia cuando ganó la ronda gala en 2010. La Unión Ciclista Internacional y la AMA apelaron ante el TAS, luego que Contador fue exonerado en España al esgrimir como explicación que consumió carne contaminada.

Niggli declinó comparar los casos de fútbol con el ciclismo, o de México con otro país.

"No creo que podemos generalizar con lo que ocurre en un país en particular", dijo Niggli, quien mencionó que China ha tenido problemas por la inyección de sustancias prohibidas a su ganado para mejorar la calidad de su carne.

"Es una ilusión decir que México es el único país. Pero está claro que hay una importancia diferencia en cuanto a tu origen", dijo el abogado de la AMA.

Mikel Arriola, funcionario de una dependencia sanitaria del gobierno mexicano, dijo que las autoridades nacionales han empezado a realizar detenciones y clausurar mataderos en el país.

"Vamos a continuar con estas inspecciones para evitar que se siga envenenando a la población en general y el dopaje (de atletas)", dijo Arriola.

En México, el secretario de Salud, Salomón Chertorivski, dijo a la prensa que se mantiene un programa de verificación de rastros en todo el país para evitar el uso de clembuterol.

Refirió que se han revisado más de 50 rastros en todo el país, de los cuales nueve han sido clausurados por detectar el clembuterol.