El cantante puertorriqueño Ricky Martin se solidarizó hoy con los miles de hondureños afectados por las torrenciales lluvias que azotan al país centroamericano desde hace más de seis días y que han causado más de diez muertos.

Martín, quien llegó el sábado al país para ofrecer hoy un concierto en un estadio de béisbol en Tegucigalpa, acudió hasta la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), donde se reunió con el presidente de Honduras, Porfirio Lobo.

"Como presidente de la Fundación Ricky Martin y como embajador del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), expreso mi solidaridad, les traigo mi cariño como puertorriqueño, traigo amor, me siento como en casa", expresó el artista boricua.

El cantante felicitó a las autoridades de la Copeco y a todos los voluntarios por considerar que han hecho un excelente trabajo al atender la emergencia en Honduras originada por las lluvias.

El cantante caribeño, quien llegó a la sede de la Copeco acompañado por una nutrida delegación, apeló a los medios de comunicación para que colaboren a evitar la trata de niños que desafortunadamente ocurre en todas partes del mundo.

Tras estrechar la mano del cantante internacional, el presidente Lobo dio la bienvenida a Ricky Martin y lo felicitó por su trabajo a favor de la niñez del mundo, al tiempo que agradeció su solidaridad con los damnificados por las lluvias.

"Tener un embajador de Unicef en Honduras, sinceramente es un honor y le agradezco su humildad al venir aquí donde estamos trabajando por nuestros compatriotas que están sufriendo, sobre todo en la zona sur del país", afirmó el mandatario hondureño.

Martin llegó a Tegucigalpa acompañado de sus dos hijos Valentino y Matteo.

En la última semana, las lluvias han dejado al menos 13 muertos y 31.535 afectados en toda Honduras.