Productores y comercializadores de soja de varios países de América, Asia, Europa y Oceanía comenzaron a debatir hoy en Asunción sobre la situación y los desafíos que afronta este sector, informaron hoy los organizadores del evento.

El encuentro, que concluirá el miércoles próximo, reúne en la sede de la Cámara Paraguaya de Exportadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco) a representantes de Argentina, Australia, Brasil, China, Estados Unidos, India, Reino Unido y Rusia.

Uno de los coordinadores del evento, Ricardo Wollmeister, destacó que la reunión es "una excelente oportunidad para demostrar que la producción y comercialización de las oleaginosas también son una forma de luchar por la seguridad alimentaria".

Comentó que no solo analizan las posibilidades de expansión de mercados para sus productos, si no que también enfocan temas sobre la incidencia del sector en la generación de alimentos y fuentes de empleos.

En las rondas de debates están representados 23 gremios de productores y comercializadores de oleaginosas, que paralelamente a las reuniones realizarán recorridos por fábricas y plantaciones de soja, principal fuente de ingresos de divisas de Paraguay.

El Instituto de Biotecnología Agrícola (Inbio) informó en junio pasado que esa oleaginosa alcanzó un nuevo récord de producción en Paraguay con 8,3 millones de toneladas en la zafra 2010-2011.

Esa cantidad supone un 11,9 % de aumento con respecto al período 2009-2010, en el que la producción de la soja fue de 7,4 millones de toneladas.

Paraguay es el cuarto exportador mundial de soja, detrás de Brasil, Estados Unidos y Argentina, mientras que en producción está sexto en el escalafón, que encabeza Estados Unidos, seguido por Brasil, Argentina, China e India, en ese orden.