La selección de fútbol de Uruguay no tenía el lunes certeza si podrá viajar en tiempo a México para el torneo Panamericano, por cenizas volcánicas que impiden actividad aérea, se informó en la concentración de los equipos nacionales.

La selección sub23 debía haber viajado el domingo hacia México para intervenir en los Panamericanos de Guadalajara, pero debido a la renovada presencia de una nube volcánica procedente de Chile se suspendieron hasta 30 vuelos en el aeropuerto internacional de Carrasco.

El plantel de futbolistas se encuentra a la espera en el Centro de Alto Rendimiento Uruguay-Celeste donde se concentran las selecciones, a 28 kilómetros al este del centro montevideano, cercano al aeropuerto de Carrasco a la espera de novedades si pueden partir, dijeron a la AP funcionarios.

En el aeropuerto, a la vez, se indicó que aunque la terminal está abierta es decisión de cada empresa el de iniciar los vuelos y no se tenía certeza de cuántos habían sido cancelado el lunes.

La selección de fútbol debería debutar el miércoles ante Trinidad y Tobago por los Panamericanos en el Grupo A de los juegos con México y Ecuador. Trinidad y Tobago reemplazó a Guatemala en ese torneo.

Entretanto, Laura Vanoli, del servicio de meteorología del aeropuerto internacional, dijo a la AP que "los vientos que hubo del oeste fueron los que retornaron las cenizas a territorio uruguayo y así hemos estado recibiendo avisos del centro regional que opera en Buenos Aires que es quien monitorea permanentemente la situación". Cada seis horas extienden un informe de situación, indicó.

Las cenizas son del volcán chileno Cordón Caulle que entró en actividad en junio pasado y causó serios problemas a la actividad aérea de la región. Cada empresa aérea evalúa la situación y toma las decisiones, priorizando la seguridad.

El meteorólogo Guillermo Ramis dijo el lunes a radio Sarandí que las "cenizas no son ningún remanente, sino que son de la actividad volcánica y la fumarola" del volcán.

Ramis dijo que esta situación podría extenderse hasta el jueves en Uruguay.

El domingo fue visible la capa de polvo oscuro sobre zonas de Montevideo y en especial sobre los automóviles.