Nicolás Massú debutó el lunes en el tenis de los Juegos Panamericanos con un fácil triunfo sobre el uruguayo Federico Sansonetti 6-0 y 6-1.

El chileno, de 32 años, llegó a sus primeros Panamericanos con el objetivo de levantar su rendimiento y aspirar a representar a su país en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, que serían los cuartos en su cuenta personal.

El medallista de oro en individuales y dobles en las olimpíadas de Atenas 2004 casi ni sudó la camiseta en una tarde soleada para despachar al uruguayo, que más bien pareció servir como rival de calentamiento.

Sansonetti al menos se llevó la satisfacción de haber ganado un game en la segunda manga. El uruguayo pareció disfrutar igual, ya que no dejó de sonreír durante el partido en la cancha central del complejo de tenis.

"Estuve concentrado, con ganas", dijo Massú a la prensa después de la victoria.

"Gané, no más", respondió ante un comentario sobre que le había ganado a un rival que está 1.040 en el ranking de la ATP. "Lo mataste al pobre uruguayo", le dijo en broma al periodista que hizo esa referencia.

El "Vampiro" Massú llegó a Guadalajara tras un período de lesiones y pocos torneos, pero está más que feliz por representar a su país.

Massú escribió una de las páginas gloriosas del deporte chileno al ganar el oro en sencillos y en dobles — junto a Fernando González — en Atenas. Fueron las dos primeras preseas de ese metal alcanzadas por Chile en la historia olímpica.

Hoy en el puesto 452 del ranking mundial, Massú se enfrentará en segunda ronda en Guadalajara al estadounidense Nicholas Monroe, 15to preclasificado.

El chileno, que nunca enfrentó a Monroe, aseguró que "es un jugador de unos 29 años que ha estado entre los 200 y 300 lugares del ranking, que siempre te va a jugar".

"La verdad no me importa con quién me voy a cruzar en el torneo, porque si yo rindo y juego bien, tengo muchas posibilidades", afirmó.

Massú agregó que "todos los jugadores están acomodándose a las condiciones de juego. Hay algunos que le gusta jugar acá, algunos no. Son casi 2.000 metros de altura".

Guadalajara está a 1.550 metros sobre el nivel del mar.

"Con la experiencia que tengo, cuando uno juega en la altura hay que llegar con anticipación y por eso estoy en Guadalajara desde hace una semana", destacó. "Mi mejor resultado fue en la altura".