Puerto Rico se repuso el lunes a un primer set peleado y con el aporte ofensivo de Sarai Alvarez le ganó a Perú en cuatro parciales 26-24, 25-21, 25-21 y 25-11 para acceder a los cuartos de final del voleibol femenino de los Juegos Panamericanos.

Las puertorriqueñas, que venían de derrotar al sexteto de casa, avanzó con marca de 2-1 por el Grupo B y se medirán en la siguiente etapa al tercero del Grupo A. Las peruanas (1-2) tienen chances de colarse como terceras.

"Hemos ido de menos a más después del desastroso partido ante Estados Unidos", dijo el coach de Puerto Rico, David Alemán. Las boricuas perdieron en su debut ante las estadounidenses 3-0, para luego reponerse ante las mexicanas.

"Perú nos jugó muy duro y sacó lo mejor de nosotras", destacó la capitana Vilmarie Mojica.

Alvarez, quien fue opacada por las estadounidenses, lideró la ofensiva boricua con 26 puntos, seguida por Stephanie Enright con 21. La peruana Yulissa Zamudio fue la mejor de su equipo con 15.

La capitana peruana Patricia Soto dijo que "lamentablemente tenemos muchos problemas físicos", que afectaron el rendimiento de su sexteto. La misma Soto se enfermó del asma.

"Eso nos desequilibró", agregó.

Las peruanas ganaron un primer set que fue peleado de comienzo a fin. El punto decisivo peruano lo logró la chica Jessenia Uceda con un remate ante el cual no pudo reaccionar bien la defensa boricua.

La segunda manga tuvo la misma tónica, con ambos sextetos alternándose en el marcador. Las peruanas lograron tomar ventaja de 17-14, pero las boricuas, impulsadas en el momento justo por el potente servicio de Enright, revirtieron momentáneamente 19-17.

"Esos servicios cambiaron el rumbo del partido", dijo el entrenador de las peruanas, el italiano Luca Cristofani.

A partir de allí, las caribeñas no cedieron en el marcador, aunque un mal servicio de la acomodadora Mojica casi complica el parcial.

Un gran bloqueo de la central Amanda Vázquez neutralizó un ataque peruano en el tramo decisivo, mientras que un remate fuertísimo de Enright dio el punto crucial para el set puertorriqueño y poner el partido 1-1.

Sin darse tregua, el sexteto puertorriqueño se afirmó más en sus servicios ante un Perú que complicaba con el buen trabajo defensivo y de ataque de sus centrales. Las boricuas, empero, terminaron siendo más fulminantes en ofensiva para alzarse con la tercera manga y colocarse arriba 2-1.

El cuarto set fue otra historia: las boricuas se fueron arriba desde un comienzo y terminaron vapuleando a las aturdidas sudamericanas. Diana Reyes, con un remate potente, se encargó de meter el punto que cerró la paliza.

Los cuartos se disputan el martes. Los ganadores de ambos grupos avanzan directamente a semifinales.