La competitividad e igualdad fue más cerrada en la sexta semana de competición de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) al dejar ya sólo como único equipo invicto a los Packers de Green Bay, actuales campeones del Super Bowl.

Junto a los Packers que lograron el sexto triunfo consecutivo, los Patriots de Nueva Inglaterra tuvieron de nuevo en el mariscal de campo Tom Brady al brazo pleno de mágica para sacarse de la chistera una victoria milagrosa y excepcional ante los Cowboys de Dallas.

Mientras que los 49ers de San Francisco llegaron a Detroit con una defensa demoledora y en plan justiciero para acabar con el invicto de los Lions y el control de su entrenador en jefe Jim Schwartz cuando recibió el último empujón al concluir el partido.

El mariscal de campo Aaron Rodgers, que lanzó tres pases de anotación, incluido el más largo de su carrera profesional de 93 yardas, capturado por el receptor Jordy Nelson, hizo que los Packers siguiesen triunfales al ganar 24-3 a los Rams de San Luis (0-5).

Además de Nelson, James Jones y Donald Driver recibieron pases de anotación de 35 y 7 yardas, respectivamente, de Rodgers para asegurar la victoria de los Packers (6-0), que se quedaron como el único equipo invicto de la NFL después que los Lions (5-1) perdieron por 25-19 ante los 49ers (5-1).

La victoria de los Packers combinada con la derrota de los Lions dejo a los campeones defensores del Super Bowl como líderes dentro de la División Norte de la Conferencia Nacional (NFC).

Brady hizo un envío de ocho yardas para "touchdown" a su receptor preferido de la jornada, el hispano Aaron Hernández, cuando restaban 22 segundos para el final del partido y llevó a los Patriots a conseguir un triunfo por 20-16 sobre los Cowboys (2-3).

El pateador Dan Bailey anotó gol de campo de 26 yardas para romper un empate de 13-13 cuando restaban 5:13 minutos del tiempo reglamentario y dio la ventaja a los Cowboys (13-16).

Pero Brady, al que le habían hecho dos interceptaciones, a partir de ese momento completo ocho de nueve pases para 78 yardas y ponerle el ovoide en las manos de Hernández de forma magistral y darle el quinto triunfo a los Patriots que ahora son ya líderes solitarios en la División Este de la (NFC) con marca de 5-1.

La emoción, el suspense y la dureza se mantuvo durante y al finalizar el partido que los 49ers ganaron a los Lions con el mariscal de campo Alex Smith de protagonista con un pase de seis yardas en el cuarto y "down" al receptor Delaine Walker a falta de 1:51 minuto para que concluyese el partido y aseguró la victoria.

El pateador David Akers iba a darle a los 49ers la ventaja decisiva de seis puntos al anotar un gol de campo cuando quedaba 1:02 minuto para concluir el partido.

La dureza llegó también hasta los entrenadores de ambos equipos que se empujaron al concluir el encuentro y tuvieron que ser separados por sus respectivos ayudantes y jugadores.

El entrenador en jefe de los 49ers, Jim Harbaugh, que debuta esta temporada en la NFL, se acercó a Schwartz, responsable de los Lions, para decirle algo que a este último no gustó y menos el fuerte empujón que le dio en la espalda.

De inmediato, Schwartz se mostró furioso y comenzó a empujar a Harbaugh que respondió de la misma manera, pero el entrenador de los Lions tuvo que ser sujetado por sus ayudantes porque comenzó a perseguir al entrenador de los 49ers.

El mariscal de campo Josh Freeman lanzó para 303 yardas y dos touchdowns, y el corredor Earnest Graham consiguió por tierra 109 yardas en sustitución del lesionado LeGarrette Blount para que los Buccaneers de Tampa Bay ganasen 26-20 a los Saints de Nueva Orleans.

Con su triunfo, los Buccaneers (4-2) empatan en el primer lugar de la División Sur de la NFC a los Saints (4-2), que vieron detenida una racha de cuatro victorias consecutivas y además también perdieron al entrenador en jefe Sean Payton, que sufrió una lesión cuando estaba en el lateral dirigiendo al equipo.

Payton cayó al suelo tras ser golpeado accidentalmente por su ala cerrada Jimmy Graham. La pierna de Payton quedó atrapada por debajo del cuerpo de Graham mientras era derribado cerca de las laterales, sufriendo el desgarro de un ligamento y fractura en un hueso.

El defensivo Jacoby Ford regresó para anotación de 101 yardas una patada de despeje y el receptor Kevin Boss capturó un pase de 35 para otro touchdown y los Raiders de Oakland (4-2) ganaron por 24-17 a los Browns de Cleveland (2-3).

El mariscal de campo Joe Flacco lanzó para 305 yardas y consiguió una anotación con carrera de una yarda para apoyarse en el pateador Billy Cundiff que anotó cinco goles de campo y los Ravens de Baltimore (4-1) vencieron 29-14 a los devaluados Texans de Houston (3-3), que perdieron el segundo partido consecutivo.

El corredor estelar Ahmad Bradshaw volvió a surgir en los momentos decisivos para que los Giants de Nueva York (4-2) viniesen de atrás y ganasen 27-24 a los Bills de Buffalo (4-2).

Bradshaw, que consiguió los tres "touchdowns" con carreras de una yarda cada una -mejor marca como profesional- avanzó 104 por tierra.

Rashard Mendenhall corrió para 146 yardas, su mejor registro de la temporada, y ayudó a los Steelers de Pittsburgh (4-2) a ganar 17-14 a los Jaguars de Jacksonville (1-5).

El defensivo Nate Clements se encargó de bloquear un intento de gol de campo y congeló el ataque rival para que los Bengals de Cincinnati (4-2) gansen 27-17 a los Colts de Indianápolis (0-6), que tienen el peor comienzo de temporada de su historia.

En otros resultados de la jornada, Atlanta ganó 31-17 a Carolina, Chicago 39-10 a Minnesota y Filadelfia 20-13 a Washington.