Las bolsas mundiales y el euro cayeron marcadamente el lunes luego que Alemania advirtió que el plan integral europeo que se prepara para hacer frente a la deuda regional no constituye en sí mismo una solución definitiva a la crisis.

El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, vertió un balde de agua fría a las expectativas que había suscitado la próxima cumbre, al declarar que serán necesarias medidas ulteriores aun si los jefes de gobierno aprueban el plan de cinco puntos para corregir la inestabilidad en la eurozona.

"Definitivamente no tendremos la solución el fin de semana", expresó Schaeuble en Duesseldorf, según la agencia noticiosa DAPD. "No obstante, queremos que con los cinco elementos (del plan) se elimine la incertidumbre en los mercados", agregó.

Las declaraciones del funcionario alemán contrastan con las emitidas por otros de sus colegas al término de la reunión de ministros de Finanzas del Grupo de los 20 países ricos y en desarrollo que se efectuó el fin de semana en París.

El optimismo que había alentado el plan para combatir la deuda propició que los mercados tuvieran un inicio de semana con ganancias en una prolongación de los avances de la semana pasada y que volvieron a poner las bolsas en terreno positivo en lo que va del año.

"Las autoridades alemanas decidieron claramente que era necesario administrar las expectativas y advirtieron en un comunicado que se dirigía a la decepción quienquiera que esperara la conclusión de un plan para el lunes", dijo David Jones, estratega en jefe de mercados con IG Index.

Jones dijo que no hay indicios de un regreso de los mercados a "picadas de vértigo" como las experimentadas en los últimos dos meses, pero que son posibles "algunas variaciones leves en las próximas jornadas" previas al resultado de la reunión del fin de semana.

En Europa, el índice FSE de las 100 principales acciones cerró con baja de 0,5% en 5.436,7 unidades, en tanto que el DAX de Alemania retrocedió 1,8% y quedó en 5.859,43 unidades. El CAC-40 de Francia bajó el 1,6% y terminó en 3.166,06 enteros.

Al mediodía en Estados Unidos, el promedio industrial Dow Jones retrocedía el 1,2% a los 11.500 puntos, mientras que el índice más amplio Standard & Poor's 500 bajaba un 1,1% a 1.212 unidades.

En contraste, en Asia, los mercados bursátiles subieron impulsados por un mejor índice de ventas en Estados Unidos y el renovado esfuerzo de Europa por contener su crisis de deuda.

El índice Nikkei 225 del Japón subió 1,5% y quedó en 8.877,29, tras alcanzar su nivel más alto en seis días dentro de la jornada. El índice Hang Seng de Hong Kong avanzó 1,5% a 18.786,37, el Kospi de Corea del Sur subió 1,3% a 1.859,57 y el S&P/ASX 200 de Australia ganó 1,7% a 4.275,80.