La capital de Perú, Lima, es considerada la ciudad más insegura del país por el 75 % de los peruanos, seguida por las norteñas Trujillo y Chiclayo, según una encuesta publicada hoy.

Este sondeo fue difundido el mismo día que otra encuesta, aplicada por la empresa Datum, le da una desaprobación de 82 % a la alcaldesa de Lima, Susana Villarán, por una mala gestión en el control de la delincuencia (76 %).

Entre tanto, un 62 % de entrevistados afirmó que los peruanos forman una sociedad violenta, mientras que el 32 % considera que es pacífica, de acuerdo a la encuesta de la empresa Ipsos Apoyo publicada en el diario El Comercio.

Respecto al listado por ciudades, Trujillo es considerada insegura por el 52 % y Chiclayo por el 22 % de encuestados; ambas ciudades están en la costa norte, que ha atraído a una serie de industrias y grandes comercios en los últimos años.

La ciudad arqueológica del Cuzco, que atrae a miles de turistas al año, está entre las más seguras del país: sólo 5 % la considera insegura.

Al preguntar en qué circunstancias se sienten los ciudadanos más inseguros, un 84 % mencionó que era caminando por la calle y un 83 % cuando viaja en un transporte público.

El 47 % de los encuestados afirmó que no acude a los estadios para ver partidos de fútbol porque se siente inseguro en ellos.

El 65 % atribuyó este alejamiento de los estadios a que hay mucha violencia, durante los partidos de fútbol.

En septiembre pasado, un hincha murió al caer o ser lanzado desde un palco durante una trifulca en el clásico del fútbol peruano.

El 65 % de encuestados dijo que está de acuerdo con que la Policía dispare balas de goma a las personas que causan problemas en los estadios y el 68 % está de acuerdo con suspender todos los partidos hasta que se organice la seguridad en los estadios.

El 51 % de entrevistados dijo que ha visto, en el último año, una pelea a golpes entre dos personas y el 48 % un enfrentamiento entre pandillas.

El sondeo sobre inseguridad fue aplicado por la empresa Ipsos Apoyo entre los días 12 y 14 de octubre a un universo de 1.200 personas, con un nivel de confianza de 95 % y un margen de error de 2,8 %.