Los propietarios y los jugadores de la NBA se encaminaron el lunes hacia la mediación con el propósito de alcanzar un pronto consenso para levantar el cierre patronal, ante el riesgo de que la ausencia de un acuerdo para el martes había para la afición una Navidad sin basquetbol.

El mediador federal George Cohen se reunió el lunes con las partes por separado en sus oficinas en Nueva York. Tiene previsto supervisar el martes las conversaciones con las comisiones de los negociadores de los propietarios y del sindicato de los jugadores.

Cohen dijo la semana pasada que había estado en contacto con representantes de ambos bandos "varios meses", de modo que está familiarizado con algunas de las diferencias entre las partes.

El comisionado de la NBA, David Stern, dijo la semana pasada que tenía el presentimiento de que sin acuerdo el martes no habría basquetbol en la Navidad. Stern hizo las declaraciones en una entrevista con la radioemisora WFAN en Nueva York.

Los dueños comienzan el miércoles dos días de encuentros de su junta directiva.