El Gobierno de El Salvador solicitó hoy la ayuda de EEUU ante la crisis desatada por las lluvias, y no descarta la posibilidad de pedir otro TPS y la suspensión de deportaciones de salvadoreños indocumentados en este país.

Así lo informó hoy en una rueda de prensa el embajador de El Salvador ante la Casa Blanca, Francisco Altschul, quien afirmó que el efecto de las lluvias intermitentes de los últimos diez días "es serio".

"La precipitación anual en el país es de poco más de dos mil milímetros, pero en algunas partes del país en seis días ha llovido la mitad de lo que llueve en todo el año", señaló el diplomático, al advertir de que se esperan más lluvias hasta el miércoles próximo.

Altschul subrayó que el Gobierno de San Salvador evaluará si solicita o no a EEUU un nuevo Estatus de Protección Temporal (TPS) y la suspensión de las deportaciones de los salvadoreños indocumentados.

"Es algo que no se ha hecho y que se estaría considerando a medida que vayamos viendo cómo se desarrollan los acontecimientos. Lo que sí está por solicitarse es un tratamiento preferencial (para la suspensión) de las deportaciones", dijo.

"Lo hicimos en el caso (del huracán) Ida y en este caso creo que también amerita. Es totalmente entendible que en las circunstancias actuales se busque una reducción y tratamiento preferencial" para suspender la deportación de compatriotas indocumentados, enfatizó.

El TPS es un beneficio migratorio que concede Washington a indocumentados ya radicados en EEUU y que vienen de países afectados por guerras civiles y desastres naturales.

La idea es evitar que una deportación masiva perjudique los esfuerzos de reconstrucción del país afectado. En la actualidad, unos 218.000 salvadoreños están amparados bajo el TPS que EEUU otorgó tras los terremotos de enero y febrero de 2001.

Aunque no precisó el monto de la ayuda solicitada, el embajador dijo que la solicitud se tramitó hoy ante el Departamento de Estado, y la eventual ayuda sería canalizada a través de la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID).

Por otra parte, señaló que los 16 consulados salvadoreños en EEUU ya han iniciado una campaña de recolección de fondos para la primera fase de emergencia en El Salvador, en la que se solicitan medicamentos, botiquines de primeros auxilios, agua potable, comida enlatada, frazadas y colchonetas.

Se calcula que la diáspora salvadoreña en EEUU está compuesta por alrededor de dos millones de personas, concentradas en particular en áreas como Los Angeles (California), Long Island (Nueva York), y el área metropolitana de Washington, DC, en ese orden.

Varias organizaciones salvadoreñas ya han comenzando a recabar ayuda humanitaria para su país. El domingo, tan sólo en seis horas, se recaudaron cerca de dos mil dólares en varios eventos en Washington, según la embajada.

En la subsiguiente etapa, el enfoque será la reconstrucción de viviendas, escuelas, carreteras, puentes, y demás infraestructuras.

Las cifras oficiales recopiladas hasta ahora dan cuenta de 32 muertos, 20.000 personas evacuadas a 261 refugios, 14.000 viviendas y mil pozos afectados, 590 derrumbes, y 2.000 manzanas de cultivos dañados, en particular toda la cosecha de fríjoles.

También destacan fuertes daños a la infraestructura vial, 14 carreteras nacionales "severamente afectadas", y serios daños a 71 centros de salud, dijo Altschul.

Aunque las lluvias han afectado todo el territorio nacional, las áreas más afectadas han sido las zonas costeras de Aguachapán y Sonsonate, y la zona central, además de que se han registrado inundaciones en el bajo Lempa, según las autoridades.

Tanto Altschul como la cónsul general de El Salvador en EEUU, Cecilia Medrano, hicieron hincapié en que, en aras de la eficiencia y rapidez, la ayuda se haga a través de transferencias bancarias.

"La ayuda en especie termina siendo complicada, lenta y cara", subrayó Altschul, al describir el alto costo de envío y la tardanza en la entrega de cargamentos de ayuda humanitaria.

La cancillería salvadoreña ha habilitado una cuenta institucional a través del Banco Agrícola (SETEFE Emergencia El Salvador #0590-057574-5), la línea telefónica gratuita 1-888-301-1130, y la página web "www.rree.gob.sv/emergencia", para obtener más información de la emergencia nacional.