El gobierno dio a conocer el lunes dos vídeos en los que se observan las acciones que condujeron al rescate del presidente Rafael Correa, quien el 30 de septiembre del 2010 quedó retenido dentro de un hospital en medio de una sublevación policial.

El mandatario dijo el viernes que pedirá que la Unión de Naciones Suramericanas y la Organización de las Naciones Unidas que investiguen esos hechos, y ofreció desclasificar documentos y vídeos, dos de los cuáles están en la página web de la Presidencia, uno de casi nueve minutos de duración, al que identifican como resumen, y otro de 62 minutos.

Las imágenes muestran las acciones de los militares cuando llegaron a las inmediaciones del hospital de la policía, cuando se escucha un intenso tiroteo y se puede observar que cae herido, aparentemente de bala, un uniformado en medio de gritos de sus compañeros pidiendo asistencia médica.

Más adelante se muestra cuando los militares ingresan al hospital, neutralizan a un grupo de policías sublevados, y poco después localizan y sacan al presidente, mientras un grupo se queda al interior de ese hospital mientras se produce un nuevo e intenso intercambio de fuego.

Al final del vídeo aparece un resumen de las bajas en las filas del ejército: un fallecido en el cerco exterior y otro en el reconocimiento técnico de inteligencia; siete heridos en el desembarco de vehículos, 10 heridos en el ingreso al hospital y 25 después de la evacuación de Correa.

El 30 de septiembre de 2010, cientos de policías protestaban en contra de la eliminación de beneficios económicos, pero las protestas derivaron en actos de violencia y ataques personales contra Correa cuando llegó al principal cuartel policíaco para dialogar con los alzados, lo que le obligó a refugiarse en un cercano hospital policial.

Allí quedó retenido durante 11 horas, cuando los policías señalaban que nada impedía que el presidente saliera, mientras que el mandatario se negaba a salir aduciendo que su vida corría riesgo.

El gobierno ha sostenido que lo ocurrido no fue una protesta por temas económicos, sino un intento de derrocarlo, en medio de lo cual se produjo también un intento de magnicidio. Cerca de una decena de policías están procesados por la justicia en torno a la sublevación.

Aún no están disponibles los documentos que serán desclasificados, básicamente informes de los militares acerca del operativo de rescate.

http://www.presidencia.gob.ec/index.php?option=com_content&view=article&id=1298