Fuerzas paramilitares incursionaron el lunes en un escondite de milicianos en una accidentada región tribal de Pakistán, siendo repelidos por los milicianos en un combate en que murieron nueve soldados y 14 insurgentes, dijeron las autoridades.

Los enfrentamientos armados son usuales en esa área, pero el balance de muertes del combate del lunes fue muy alto entre los soldados paquistaníes.

La redada tuvo lugar en la aldea de Akka Khel en el área tribal del Khyber, dijo Farooq Khan, un funcionario de alto rango del gobierno.

Un portavoz del ejército paquistaní, el geeral Athar Abbas confirmó que el número de soldados muertos e indicó que pertenecían al grupo paramilitar Frontier Corps, que por lo general combate en el noroeste.

Otro funcionario militar dijo que se llamaron helicópteros artillados en respaldo de las tropas cuando el combate se intensificó. El funcionario habló a condición de no ser identificado por carecer de autorización para dar declaraciones a los medios.

No se tenían en claro qué grupo miliciano fue atacado, pero los talibanes paquistaníes por lo general se enfrentan a las fuerzas de seguridad en Khyber. El grupo le ha declarado la guerra al gobierno paquistaní por su alianza con Estados Unidos.

Los talibanes paquistaníes también han atacado camiones con suministros que pasan por el Kyber para abastecer a las tropas de la OTAN en Afganistán.