Tres indicadores claves de criminalidad disminuyeron en Río de Janeiro en los primeros siete meses de este año, reflejando un mejoramiento en las condiciones de seguridad de la ciudad que se apresta a albergar los Juegos Olímpicos de 2012 y el Mundial de Fútbol 2014.

El Instituto de Seguridad Pública dijo el lunes que los asesinatos disminuyeron 13,2% en el período, los robos de vehículos cayeron 15,3% y los robos callejeros bajaron 14,3%.

Las cifras se comparan con el mismo período de 2010.

Según el instituto, las cifras reflejan la consistencia de la política de la Secretaría de Seguridad, que incluye el otorgamiento de premios a las estaciones policiales que exhiban los mejores resultados.