Devin Hester estableció el tono el domingo con un touchdown tras una atrapada de 48 yardas y anotó con un regreso de patada de 98 yardas, el mejor registro de su carrera, antes de abandonar el partido por una lesión en el pecho, y los Bears de Chicago aplastaron 39-10 a los Vikings de Minnesota.

Jay Cutler lanzó para 267 yardas y dos touchdowns sin intercepción. Julius Peppers tuvo dos capturas de quarterback y los Bears limitaron a la estrella de los Vikings Adrian Peterson a 39 yardas.

Pero la lesión de Hester aguó la fiesta en una noche en que ellos necesitaban una victoria.

Ese pase de touchdown de 48 yardas de Cutler en la primera posesión de Chicago impulsó rápidamente a los Bears, que tenían una ventaja de 26-3 en el medio tiempo.