Michele Bachmann, aspirante a la candidatura presidencial republicana, elogió el lunes a funcionarios de Arizona por sus esfuerzos para aumentar la seguridad en la frontera y combatir la inmigración ilegal, diciendo que el estado se vio obligado a actuar porque el gobierno federal no ha hecho su tarea.

Entre los funcionarios electos que señaló en particular la congresista por Minnesota estuvieron el presidente del Senado estatal Russell Pearce y la gobernadora Jan Brewer, republicanos que en el 2010 patrocinaron y promulgaron, respectivamente, una de las leyes de inmigración más duras del país.

"No puedo hablar de Arizona con admiración suficiente. No puedo expresar admiración suficiente sobre cómo han enfrentado el fracaso del gobierno federal", manifestó Bachmann durante una conferencia de prensa después de reunirse con Pearce y aproximadamente una decena de partidarios de políticas fronterizas y de inmigración más duras.

Un segundo aspirante a la nominación republicana a la candidatura presidencial, Herman Cain, también tenía agendado realizar campaña en Arizona el lunes.

Los dos llegaron al estado después de un fin de semana de campañas que se enfocaron en nuevos ataques fuertes contra quienes se encuentran en el país sin permiso. Cain, de campaña en Tenesí, propuso la construcción de una valla eléctrica en la frontera que mataría a la gente que intentara cruzarla, mientras que Bachmann firmó un compromiso de apoyar la construcción de una cerca a lo largo de toda la frontera con México.

Cain dijo el domingo que sólo estaba bromeando cuando habló de edificar una cerca eléctrica.

"Esa fue una broma y éste no es asunto de risa", señaló Bachmann el lunes.

Cain estaba realizando una visita de cortesía al alguacil del condado de Maricopa Joe Arpaio, un republicano cuyo departamento es conocido por realizar redadas en lugares de trabajo para arrestar a inmigrantes por fraude de identidad. Partes cruciales de la ley de inmigración de Arizona conocida como SB1070 fueron pospuestas por cortes, pero desde entonces se han promulgado versiones de ésta en otros varios estados, incluido Alabama.