Un juez argentino procesó el lunes a tres hombres como los autores materiales de la violación y asesinato de dos jóvenes turistas francesas en la norteña provincia de Salta.

El juez salteño Martín Pérez, a cargo de la investigación del crimen en julio de Cassandre Bouvier, de 29 años, y Houria Moumnim, de 24, dictó la prisión preventiva de Gustavo Lasi, Daniel Vilte y Santos Vera. Además procesó a tres personas por encubrimiento y sobreseyó a otras cinco.

Los cuerpos de las dos turistas francesas fueron hallados el 29 de julio en una reserva natural turística de las afueras de Salta, ciudad situada a 1.616 kilómetros al noroeste de Buenos Aires. Los forenses determinaron que fueron violadas y asesinadas de un disparo de escopeta cada una.

Los tres hombres apuntados como responsables de los asesinatos fueron acusados de doble homicidio calificado con abuso sexual agravado y robo calificado, según se desprende de la resolución judicial reproducida por medios de prensa.

El juez señaló al canal de cable Todo Noticias que cree que "la intención (de los agresores) fue el abuso sexual" y que después el ataque derivó en un robo y la muerte de las dos mujeres. Al parecer, los acusados habrían asesinado a las turistas para ocultar el delito de violación, señaló.

El magistrado reconoció que "sorprende" que los acusados sean personas "sin antecedentes, con una idiosincrasia de vida no ligada a estas situaciones" violentas. Los tres trabajaban como guías turísticos ocasionales.

Pérez indicó que el juicio tendría lugar a fines de este año o principio de 2012.

Algunas de las pruebas incriminatorias más importantes fueron los objetos robados a las turistas y el arma homicida, que fueron hallados por los investigadores. También fue fundamental la confesión de Lasi, de 23 años, y el hallazgo de material genético de los acusados en los cuerpos de las mujeres, según explicó el juez.

El celular de una de las francesas fue hallado en la vivienda de María Fernanda Cañizares, novia de Lasi y quien fue procesada por presunto encubrimiento. Los otros dos acusados por el mismo delito son Omar Darío Ramos y Antonio Eduardo Sandoval, que habrían intentado ocultar el arma homicida.