Dirigentes de la oposición reclamaron el lunes la destitución del controvertido secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, luego de que un militante de un partido opositor lo acusó de haberle agredido físicamente durante la campaña para las elecciones generales del 23 de octubre.

Los opositores calificaron de "violento" y "fascista" a Moreno, al que en otras ocasiones han cuestionado por tener una actitud agresiva y prepotente a la hora de fijar políticas comerciales ante los empresarios.

Mario Urcelay, del conservador partido Propuesta Republicana (PRO), denunció que Moreno lo atacó días atrás "a golpes e insultos" junto con otras seis personas cuando, tras bajarse de un vehículo, se disponía a repartir boletas proselitistas en el límite entre esta capital y la provincia de Buenos Aires.

Urcelay es uno de los choferes de las camionetas usadas por el PRO para la campaña de Jorge Macri, candidato a alcalde de la localidad de Vicente López, limítrofe con la capital argentina. El militante afirmó el lunes a Radio 10 que durante el ataque Moreno "me agarró del cuello contra un auto. Me insultaba, me decía que no tenía que estar ahí, que me las tome, que me vaya", dijo.

Señaló que luego los demás agresores comenzaron a pegarle "patadas" y golpes de puño y le rompieron la camiseta.

El candidato presidencial de Unión para el Desarrollo Social (UDESO), Ricardo Alfonsín, se preguntó en declaraciones a radio La Red: "¿cómo le voy a creer la tolerancia, los derechos humanos (a la presidenta Cristina Fernández), si no lo expulsan inmediatamente del gobierno a Moreno?".

Fernández, del peronista Frente para la Victoria, buscará la reelección, lo que según las encuestas tendría asegurado. En los comicios se renovarán además cargos en el Congreso y en gobiernos provinciales y alcaldías.

Ningún funcionario de gobierno hizo declaraciones sobre el incidente.

El diputado del PRO Federico Pinedo, quien aspira a renovar su banca, se unió al reclamo de destitución de Moreno. Señaló a Radio Mitre que su partido presentó una denuncia contra el funcionario en una comisaría policial y que "hay gente que está aportando pruebas (de la agresión) con filmaciones y fotos".

Macri dijo por su parte que "aparentemente Moreno abrió hace poco un local... y salió a recorrer y prepotear con sus matones". Afirmó que el PRO ha sufrido varias agresiones en Vicente López, como ataques contra locales partidarios y roturas de carteles.

El candidato a alcalde es primo de Mauricio Macri, alcalde de la capital argentina y uno de los principales opositores del gobierno nacional.