El iPhone 4S estableció un nuevo récord de ventas durante sus primeros tres días en el mercado, en los que se comercializaron más de 4 millones de unidades, más del doble que las cifras de su predecesor, el iPhone 4, en el mismo período de tiempo, informó hoy la compañía.

El nuevo teléfono inteligente de Apple salió oficialmente a la venta el pasado viernes en EE.UU., Australia, Canadá, Francia, Alemania, Japón y Reino Unido, aunque los consumidores ya podían reservar un terminal a través de Internet desde el día 7 de octubre.

Durante las primeras 24 horas de compra anticipada se encargaron 1 millón de unidades sólo en EE.UU., una cifra muy superior a los 600.000 iPhone 4 que se despacharon durante el mismo período en 2010.

"El iPhone 4S ha tenido un gran comienzo con más de cuatro millones vendidos en su primer fin de semana, lo máximo conseguido por un teléfono", dijo Philip Schiller, vicepresidente de Marketing de Apple.

"Es un éxito en todo el mundo y junto a iOS 5 (el nuevo sistema operativo) y iCloud (los servicios en la nube), es el mejor teléfono de la historia", añadió.

Según datos de la empresa californiana más de 25 millones de sus clientes ya han actualizado su sistema operativo a iOS 5 y 20 millones han creado una cuenta en iCloud.

El dispositivo llegará a 22 países más el 28 de octubre, entre los que está España y México y antes de final de año se podrá adquirir en más de 70.

El iPhone 4S cuenta con un diseño similar al iPhone 4 pero incorpora un asistente personal llamado Siri que funciona mediante la voz, el mismo procesador que el iPad 2, dos antenas para mejorar la recepción de la señal, la calidad del sonido y la velocidad de descarga de datos y una cámara de 8 megapixels.

El aparato está disponible desde 199 dólares en su versión de 16GB y hasta 399 dólares para el modelo de 32GB, precios que requieren dos años de contrato con las empresas de telefonía que lo distribuyen.

También puede adquirirse liberado por 449 dólares.