Once mineros fallecieron hoy en una explosión de gas grisú ocurrida en una mina de carbón del norte del país, informaron las autoridades locales a través de la agencia oficial Xinhua.

El accidente ocurrió a las 11:30 hora local (3:30 GMT) en un pozo hullero de la localidad de Tongchuan, en la provincia de Shaanxi, cuando 21 trabajadores se encontraban en el interior de la mina, si bien diez de ellos pudieron salir con vida tras la explosión.

Cada año más de 3.000 trabajadores fallecen en las minas chinas, especialmente las dedicadas a la extracción de carbón, principal fuente de energía de la segunda economía mundial.

Entre los factores de esta alta siniestralidad están la falta de medidas de seguridad en muchas de las instalaciones, o la sobreexplotación de los pozos por la alta demanda.